Ir a contenido

EN PINEDA DE MAR

"¡Que nos dejen actuar!", el grito de policías nacionales en un hotel de Pineda ante las protestas de ciudadanos

Los agentes, concentrados en la entrada del hotel en el que estaban alojados, lanzan también vivas a España

El Periódico / Barcelona

Agentes de la Policía Nacional frente el Hotel en el que están hospedados en Pineda de Mar.

Agentes de la Policía Nacional frente el Hotel en el que están hospedados en Pineda de Mar. / REUTERS / ALBERT GEA

Anoche se vivieron momentos de gran tensión en Pineda de Mar durante las protestas de vecinos contra los agentes de la Policía Nacional alojados en hoteles de la población, igual que sucedió en otras poblaciones, como Calella.

Varios centenares de ciudadanos se concentraron ante el hotel Montpalau de Pineda para protestar contra las cargas policiales en colegios electorales de toda Catalunya y exigir su marcha de la población, con gritos de "asesinos", "independencia", y cánticos de 'Els segadors'. Ante las protestas, un grupo de agentes bajaron hasta la entrada con banderas de España y empezaron a gritar "¡que nos dejen actuar, que nos dejen actuar!".

En otro momento que también recogen vídeos colgados en las redes, los policían, algunos de uniforme y otros de paisano, lanzan vivas a España, la Policía Nacional y la Guardia Civil y empiezan a cantar "yo soy español".

Hasta el establecimiento se desplazaron varios responsables muncipales y finalmente la concejala de Turismo de Pineda, Carme Aragonès, explicó que el consistorio ha pactado con la cadena hotelera en la que se alojan los policías que se marchen este martes. En Calella, un grupo de guardias civiles abandonó ayer también el hotel en el que estaban alojados ante las protestas de los ciudadanos.

Rechazo de presiones

Aragonès ha negado amenazas ni "ninguna medida de fuerza" contra los hoteleros, y que la decisión de estos se produjo tras una larga negociación.

A pesar del desmentido, la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que el Ejecutivo "no va a tolerar comportamientos mafiosos de los ayuntamientos en Catalunya".