Ir a contenido

El PSC deja la comisión sobre la 'operación Catalunya' tras el veto a investigar el 'caso Vidal'

Los socialistas han comunicado su decisión a Carme Forcadell a través de una carta después del bloqueo de JxSí y la CUP

Los diputados del PSC Ferran Pedret, Eva Granados y Alicia romero, en en Parlament.

Los diputados del PSC Ferran Pedret, Eva Granados y Alicia romero, en en Parlament. / CARLOS MONTAÑÉS

Después de que JxSí y la CUP fulminaran el martes la comisión de investigación sobre el 'caso Vidal' al impedir que se aprobara un plan de trabajo y vetar todas las comparecencias, el PSC ha enviado una carta dirigida a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, en la que comunica que dejará de participar en las comisiones de investigación activadas en la Cámara. Los socialistas, por tanto, abandonarán los trabajos sobre la 'operación Cataluña' y harán lo mismo con la del exsenador de ERC. Esta última, pese a estar sentenciada, aún no se ha cerrado definitivamente puesto que faltaría por elaborar un dictamen.

En la misiva enviada a Forcadell, la portavoz del grupo socialista, Eva Granados, manifiesta su malestar por el hecho de que los grupos independentistas hayan "rechazado todas las propuestas del plan de trabajo" de la 'comisión Vidal', en la que se pretendía esclarecer la veracidad o no de las declaraciones del exjuez, que afirmó que el Govern disponía de datos fiscales de los catalanes obtenidos ilegalmente. La oposición también quería que comparecieran el diputado Lluís Llach, por sus amenazas a los funcionarios que no cumplan con la ley de transitoriedad, así como diferentes miembros del Ejecutivo de JxSí.

"Cabe recordar que las comisiones de investigación, de acuerdo al artículo 66 del reglamento, se crean para investigar asuntos de interés público", recuerda Granados en la carta a Forcadell. "Ante la actitud obstruccionista de la mayoría parlamentaria en esta comisión, desde el grupo socialista le comunicamos que dejaremos de participar en los trabajos de esta comisión (del caso Vidal) y de la comisión de investigación sobre la operación Cataluña, ya que consideramos que tenemos derecho a tener información de todos los temas, no solo de aquellos que esta mayoría considera de su interés", ha advertido la portavoz socialista.

La propia Granados, en una entrevista este miércoles en La Xarxa, ha argumentado la postura de su partido: "La decisión está tomada. Abandonamos las comisiones ante el obstruccionismo de la mayoría parlamentaria. Nuestro trabajo como oposición es controlar al Govern y no puede ser que se evite que podamos pedir explicaciones".
En lo que ha tachado de hecho "inaudito" y que sitúa al Parlament en una "situación de excepcionalidad", Granados ha reconocido que la comisión Vidal está "finiquitada", pues "no se puede hacer una comisión si nadie puede comparecer. No haremos un club de debate".

EL PPC SE LO PIENSA

Otro de los grupos que criticaron con dureza el veto del JxSí y la CUP, el PPC, está analizando todavía qué decisión tomar a raíz de lo sucedido con la 'comisión Vidal'. Los populares recuerdan que el artículo 66.4 del reglamento del Parlament obliga a la Cámara a elaborar un dictamen sobre las comisiones de investigación. Por esa razón, aunque dan por fulminada la comisión de investigación, prefieren todavía permanecer en ella para demostrar que cumplen con la normativa. Es más, son conscientes de que JxSí y la CUP tumbarían cualquier conclusión contraria a sus intereses, pero opinan que ello volvería a dejar en evidencia a los dos grupos independentistas.

En cuanto a Ciutadans, su líder en Catalunya, Inés Arrimadas, ha afirmado que su partido seguirá participando en la comisión sobre la operación Cataluña mientras no se compruebe que Junts pel Sí y la CUP hacen servir su mayoría parlamentaria "para silenciar a la oposición" y "para que solo se hable de lo que ellos quieren". "Nosotros no tenemos nada a esconder y por eso seguiremos en esa comisión, aunque no compartimos la orientación que le está dando el Govern (a la comisión sobre la operación Cataluña), porque solo quieren hacer propaganda independentista", ha concluido.

Más solicitud de información

El PSC ha registrado cuatro solicitudes de documentación a Forcadell, la primera de ellas exigiendo documentación sobre a las "reuniones entre Departamentos de la Generalitat, en el interior de estos, con empresas del sector público o entre altos cargos del Govern, en las que se haya intercambiado información relativa a una eventual secesión, su preparación, ejecución, planes de contigencia y sus consecuencias".
En un sentido similar, se exige toda la información sobre informes, estudios, dictámenes o asesoramientos realizados por el Instituto de Estudios del Autogobierno o cualquier otro organismo, fundación, asociación o ente sobre esa eventual secesión.
El PSC solicita al mismo tiempo los textos legales o borradores en preparación por parte del Govern que tengan conexión con una eventual secesión; como también pide la documentación sobre la auditoría de la Agencia de la Autoridad Catalana de Protección de Datos sobre la obtención y uso de datos fiscales de los catalanes.