Ir a contenido

La nueva ejecutiva del PSC nace con fórceps y de madrugada

Salvador Illa ocupará la secretaría de organización, que había encallado la renovación de la cúpula

Nuria Marín será adjunta a la primera secretaría y Meritxell Batet se encargará de una nueva cartera de impulso federal

Roger Pascual

Miquel Iceta, ayer durante el XIII congreso del PSC.

Miquel Iceta, ayer durante el XIII congreso del PSC. / JOAN CORTADELLAS

La nueva ejecutiva que escoltará a Miquel Iceta tendrá, como él deseaba, un mayor acento municipalista y femenino. Además de paridad en la cúpula (24 mujeres y 24 hombres, más Iceta), tres de las cuatro grandes áreas estarán en manos de mujeres: Núria Parlon (política municipal y formación), Eva Granados (política institucional, económica y social) y Lluïsa Moret (políticas de igualdad). Salvador Illa, primer secretario del Vallès Oriental, relevará a Assumpta Escarp en la secretaría de organización, puesto que ha encallado el acuerdo hasta las cinco de la mañana.

"Terminar tarde es ya una tradición de nuestros congresos", ha bromeado Iceta al presentar su quiniela a la militancia, que también ha ironizado con los 49 miembros que componen la cúpula. "En este caso la quería más pequeña. Ya sabéis que el tamaño importa". Como él ha señalado, a las clásicas pugnas territoriales, la dirección ha tenido que lidiar con un elemento nuevo, las demandas de una candidatura que había aglutinado casi la mitad (45,86%) de los votos en unas disputadas primarias. Pasadas las dos de la madrugada Parlon y su entorno habían abandonado la negociación, pero el tira y afloja continuó a través de unos móviles que echaban humo. Después de la alta tensión vivida, Iceta ha querido agradecer a Parlon que hubiera hecho posible el acuerdo, que ha posibilitado que haya 18 'parlonistas' en las lista definitiva. 

La principal duda era saber qué peso tendría la renovación que defendían los que apoyaron la candidatura de Parlon y quién ocuparía la secretaría de Organización. La hasta ahora viceprimera secretaria, que se había pedido la cartera de política municipal, había reclamado que Assumpta Escarp dejara la secretaría de organización, puesto para el que la alcaldesa colomense pedía una figura de mayor "consenso". Escarp, diputada en el Parlament, tenía decidido no repetir en el cargo, pero su nombre ha seguido hasta bien entrada la madrugada sobre la mesa ante la falta de una alternativa que convenciera a todo el mundo. "Más de tres nombres bailaron mucho hasta el final que decidimos", ha comentad Iceta. 

Solo la opción de Illa había tenido visos de prosperar. Aunque desde el PSC habían explicado en primera instancia que el primer secretario del Vallès Oriental había declinado esta opción, finalmente ha sido el elegido. Escarp sigue en la ejecutiva en el equipo de apoyo a Illa, que completan Juli Fernández y José Luís Jimeno.

Parlon y su entorno abandonan de madrugada unas negociaciones que han seguido a través de móviles que echaban humo

Todo se puso en cuestión, incluso la presidencia de Àngel RosNúria Marín fue uno de los nombres que se planteó como alternativa.  Finalmente el alcalde de Lleida seguirá como presidente y la alcaldesa de L'Hospitalet pasará a ser la número 2 del partido como adjunta a la primera secretaría. "Algunos dicen que Miquel Iceta sale reforzado de este congreso. Y es verdad. Salgo reforzado porque he ganado una adjunta como Nuria Marin", ha reflexionado el líder.

Iceta ha ensalzado también a Granados, portavoz del PSC en el Parlament, que ocupará ahora uno de los principales áreas en la nueva distribución de la ejecutiva. "Es nuestro Govern en la sombra y Eva, nuestra primera ministra en la sombra". Otra mujer que tendrá un papel importante en la nueva cúpula será Meritxell Batet, que asumirá una secretaría de nueva creación, de impulso federal. Lluïsa Moret, alcaldesa de Sant Boi, tendrá la cartera de igualdad mientras que el eurodiputado Javi López será el secretario de impulso europeo.