Ir a contenido

Las dos viviendas, tres locales y seis fincas rústicas del diputado de la CUP Benet Salellas

El parlamentario anticapitalista defiende la okupación de fincas "abandonadas, que no tienen un fin social"

Asegura que no le ha molestado que se difundiese su declaración en las redes sociales, pero pide que no se saque de contexto

El diputado de la CUP Benet Salellas, en la asamblea que celebró el partido en Manresa el pasado noviembre.

El diputado de la CUP Benet Salellas, en la asamblea que celebró el partido en Manresa el pasado noviembre. / RICARD CUGAT

Después de que ayer martes se avivase el debate sobre la okupación tras las palabras de la diputada de la CUP Eulàlia Reguant, que contestó con un "depende" a la pregunta de si se podían okupar las segundas residencias, se difundió en las redes sociales la declaración de bienes que presentó su compañero Benet Salellas en el Parlament, un trámite obligatorio para todos los diputados y que puede consultarse en la web de la Cámara.

Once inmuebles aparecen en el listado detallado por Salellas, de los que dos son viviendas (una de ellas es de compraventa y posee el 50%, mientras que la segunda es una herencia y posee el 100%), tres son locales que ha heredado (de dos de ellos posee el 100% y del tercero, el 25%), y seis son fincas rústicas (tiene el 100% de tres de las fincas, el 50% de dos y el 25% de otra más, y todas excepto una las ha heredado).

La declaración de bienes también consigna que posee 10.300 euros en cuentas corrientes y otros depósitos, además del 30% de la sociedad Salellas i Associats, de la que es administrador, y dos hipotecas de las que le queda por amortizar 206.648 y 7.314 euros, respectivamente.

UNA RESPUESTA DIFERENTE

En declaraciones a RAC-1, Salellas ha asegurado que no le ha molestado que se difundiese en las redes sociales su patrimonio. De hecho, está colgada en la web del Parlament y cualquier ciudadano puede echarle un vistazo. Sin embargo, el diputado 'cupaire' ha reclamado que "no se saque de contexto" ni que se "desenfoque" el debate sobre la okupación. "Que se entienda que el que una familia ha ganado con el esfuerzo del trabajo es una señal de una riqueza exagerada es perder de vista los parámetros del mundo en el que vivimos", ha añadido.

Salellas ha explicado que sus propiedades provienen de una herencia familiar, pues su padre falleció cuando él tenía 28 años y su madre, dos años después, y sus abuelos ya estaban muertos. "Mis abuelos eran agricultores. Mis padres trabajaron toda la vida: mi madre era enfermera en la sanidad pública y mi padre, abogado. Son gente que se mató a trabajar toda la vida y esto generó un patrimonio", ha insistido.

A su juicio, la okupación debe servir para denunciar la especulación y la corrupción, y no los bienes conseguidos con el fruto del trabajo. "Tenemos que situarla siempre en el marco de las fincas abandonadas, que no tienen un uso social. En mi caso eso no pasa: o vivo yo o tienen algún tipo de utilidad con un inquilino", ha manifestado, al tiempo que ha asegurado que él no hubiera dado la respuesta sobre la okupación que dio Reguant el día anterior.

CRÍTICAS A LOS ANTICAPITALISTAS "CON CAPITAL"

También han circulado por las redes las declaraciones de bienes de otros diputados anticapitalistas "con capital", como Albert Botran, que tiene 112.000 euros (100.000 de una herencia) en el banco; Pilar Castillejos, con 102.000 euros y una hipoteca de 235.000 euros; o Joan Garriga, con 70.000 euros.

Algunos internautas han criticado el, a su juicio, doble rasero de los anticapitalistas en el tema de la okupación. "Si tan a favor están de la okupación, que regalen sus propiedades a la comunidad", ha tuiteado @Betsalat. "Es muy cómodo decirnos a los mileuristas que luchemos contra el sistema cuando tienes 112.000 euros en el banco como Albert Botran", ha escrito, a su vez, @Kazubdn.

Temas: Okupas CUP