30 oct 2020

Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

Lluís Llach, Jaume Asens y Carod-Rovira firman un manifiesto de la CUP contra el Tribunal Constitucional

Los anticapitalistas llaman a manifestarse el 7 de mayo contra la "persecución" judicial

Xabi Barrena

La diputada de la CUP, Anna Gabriel, en el Parlament.

La diputada de la CUP, Anna Gabriel, en el Parlament. / FERRAN SENDRA

Seguramente la iniciativa partió antes de la cumbre celebrada el martes en el Palau de la Generalitat para abordar la suspensión de parte de la ley contra la pobreza de la Generalitat. Pero, tan seguro como eso, lo que los diputados Joan Garriga y Anna Gabriel oyeron en ese cónclave no les disuadió de hacer público el miércoles un manifiesto que con el título de “Que ningún tribunal nos haga callar” supone la propia respuesta anti-capitalista al TC.

Y es que, como promotores de la idea de ratificar la ley 24/2015 en el Parlament, incurriendo en un desacato flagrante al Tribunal Constitucional, vieron a primeros de semana como Junts pel Sí se les sumaba a la iniciativa. Pero en la cumbre la música fue otra, y la mentada ratificación se convirtió, por arte del birli-birloque en la redacción de una nueva ley con el 'asesoramiento' del Consell de la Advocacía.

Así las cosas, los anticapitalistas han difundido hoy su respuesta, en forma de manifiesto y de movilización popular el próximo sábado."Ante los requerimientos y citaciones a cargos electos e instituciones creemos que hay una clara voluntad del Estado de atemorizar el conjunto de la sociedad catalana, empezando por sus representantes democráticos. Este hecho por sí solo es inaceptable (…) por eso llamamos al conjunto de la sociedad a plantarse ante la persecución de las ideas”. Así empieza el manifiesto que cuenta ya con más de 90 adhesiones. Entre ellas de Antonio Baños, Arcadi Oliveres, David Fernández, Elisenda Paluzié, Empar Moliner, Ernest Maragall, Eva Fernandez, Jaume Asens, Josep-Lluís Carod Rovira, Lluís Llach, Manuel Delgado, el actor Sergi López, Teresa Forcades y  Victor Terradelles miembro del consejo nacional de CDC.

El manifiesto se cierra con el apoyo de los adheridos “ a la movilización del 7 de mayo que pretende mostrar que la sociedad catalana no tiene ningún miedo de ninguna amenaza judicial ni de ningún tribunal de excepción” y que están decididos “ a avanzar con paso firme y por vías democráticas hacia la soberanía política” de Catalunya