Ir a contenido

EL CIBERESPACIO EN CAMPAÑA

Las promesas electorales para impulsar las nuevas tecnologías

Los partidos se comprometen a promover un precio asequible de acceso a internet y algunos inciden en combatir la piratería

ANA LERÍA / BARCELONA

La Campus Party de 2008 celebrada en Valencia, donde la conexión a Internet es ultra rápida.

La Campus Party de 2008 celebrada en Valencia, donde la conexión a Internet es ultra rápida.

Conexión a internet para todos, fibra y velocidad ultra rápida, informatización de las administraciones para agilizar la burocracia... Son las promesas de campaña en las que coinciden los programas electorales elaborados por PPPSOECiudadanosPodemosDemocràcia i Llibertat y ERC en lo que a nuevas tecnologías se refiere.

Pero, sin embargo, difieren en otros aspectos.

El PP no se conforma con hacer llegar internet a todos los sitios. Quiere que esa conexión sea de "ultra alta capacidad", fibra y conexión a 4G, la más rápida de Europa. Propone también dotar a colegios, bibliotecas y centros de salud de conectividad ultra rápida.

Entre los planes de los populares para reactivar la economía se incluye impulsar un plan de formación para los trabajadores en economía digital y la implantación de un programa integral de apoyo a los emprendedores del mundo digital.

El PSOE centra parte de su oferta en este ámbito en el fomento del uso de las nuevas tecnologías entre las personas mayores. Principalmente, los socialistas quieren desarrollar un plan de educación digital para jubilados y mayores de 65 años, con el fin de estrechar la “brecha” digital.

El partido de Pedro Sánchez también quiere promover la eliminación de la obsolescencia programada, que provoca que los aparatos tecnológicos se estropeen en un tiempo determinado por los fabricantes (Recortes Cero también incluye esta idea). Asimismo, los socialistas quieren promover un precio asequible de acceso a internet -aún sin determinar- para tener servicio a de la misma calidad y velocidad sin que el coste medio de este sea superior que en el resto de los países europeos.

El programa de Albert Rivera enfoca las herramientas de la era digital a la edad más temprana. Ciudadanos busca mejorar el uso de las TIC en las escuelas y concienciar a los más jóvenes contra la piratería informática.

Además de fomentar la entrada en España de empresas de alta tecnología, el partido naranja apuesta por implantar plataformas de formación 'on line' para los trabajadores. Y para los parados de larga duración (al menos un año) quiere facilitar cheques de formación que se puedan usar para pagar cursos 'on line'.

Entre los planes de Podemos de hacer llegar la cultura a todos los ciudadanos, apuntan a la digitalización de los museos públicos: se podría ver desde casa Las Meninas de Velázquez, por ejemplo. En la misma línea, buscan abrir un debate en el que se discutan las medidas actuales que existen contra la piratería frente a la apertura digital de la cultura, failitando el libre acceso a contenido y sosteniendo con alternativas de remuneración a sus autores. 

promete impulsar el uso de las TIC para universalizar las incipientes recetas electrónicas: propone crear una plataforma que reconozca las recetas electrónicas de todas las autonomías en las que están implantadas, además de incentivarlas en las que aún no están establecidas.

Asimismo, el partido de Pablo Iglesias quiere crear una base de datos de las historias clínicas de los pacientes con acceso a nivel estatal a cualquier usuario autorizado del sistema sanitario. Además, aboga por la instauración de un software libre para la Administración.

Democràcia i Llibertat resuelve en su programa el blindaje de internet y las redes sociales para luchar contra el terrorismo, el robo de información privada, la usurpación de la identidad o la adicción. En la misma  línea, incluye una propuesta de endurecimiento del código penal por los delitos cometidos a través de la red. También quiere institucionalizar el reconocimiento de la redes sociales com canal de participación ciudadana.

ERC, en su proyecto del estado catalán del programa electoral, deja un pequeño apunte en relación a las nuevas tecnologías: hacerse cargo del riesgo que no puede asumir la empresa privada en lo que a desarrollo de nuevas tecnologías básicas se refiere y crear un ‘open data’ electrónico entre las instituciones públicas para que estén menos burocratizadas.