29 may 2020

Ir a contenido

Muere Marina Ginestà, la icónica miliciana de la guerra civil

Su foto en la azotea del hotel Colón de Barcelona se convirtió en uno de los símbolos de la legitimidad republicana

Ha fallecido a los 94 años en París, donde ha vivido los últimos 40 años

La mítica foto de Marina Ginestà, a los 17 años, vestida de miliciana y con el fusil al hombro, en la azotea del hotel Colón, en la plaza de Catalunya de Barcelona, al comienzo de la guerra civil.

La mítica foto de Marina Ginestà, a los 17 años, vestida de miliciana y con el fusil al hombro, en la azotea del hotel Colón, en la plaza de Catalunya de Barcelona, al comienzo de la guerra civil.

Marina Ginestà, que se convirtió en un icono de la guerra civil española tras ser fotografiada vestida de miliciana en Barcelona en 1936, murió este lunes en París a los 94 años, ha informado a Efe su hijo Manuel Periáñez.

Ginestà, que tras la guerra tuvo que refugiarse primero en Francia y luego en la República Dominicana antes de volver a Europa, falleció en un hospital de la capital francesa, donde había vivido los últimos 40 años, ha explicado Periáñez.

Había nacido el 29 de enero de 1919 en Toulouse, pero en 1930 sus padres se trasladaron a Barcelona, donde desde muy joven militó durante la República en el PSUC (Partit Socialista Unificat de Catalunya).

Una fotografía tomada pocos días después del inicio de la guerra civil en la azotea del hotel Colón de Barcelona con un fusil al hombro la convirtió en un símbolo de la contienda, durante la que trabajó como intérprete y periodista. Ginestà salió de España herida al final de la guerra y fue tratada en Montpellier antes de embarcar al exilio en la República Dominicana, en un buque donde conoció al que sería su primer marido.

De nuevo tuvo que huir en 1946 de la República Dominicana, perseguida por el dictador Rafael Trujillo. Se casó por segunda vez con un diplomático belga, con el que volvió a Barcelona en los años 1960.