Estrasburgo falla contra la aplicación de la 'doctrina Parot'

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos da la razón a la etarra Inés del Río y abre la puerta a la excarcelación de más de medio centenar de etarras

Los magistrados condenan al Estado español a indemnizar a la terrorista con 30.000 euros

Se lee en minutos

ELISEO OLIVERAS / Bruselas

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), dependiente del Consejo de de Europa, ha confirmado este lunes la sentencia anterior del tribunal en la que rechazó la aplicación retroactiva de la denominada 'doctrina Parot' a la etarra Inés del Río, porque fue condenada con el Código Penal de 1973, que aplicaba las reducciones de pena al tiempo máximo de encarcelamiento de 30 años. Del Río, detenida en 1987, fue condenada a 3.828 años cárcel por 23 asesinatos. La aplicación de la 'doctrina Parot' establecida por el Tribunal Supremo español en el 2006 ha permitido retrasar la puesta en libertad de Del Río, que de otra manera se hubiera tenido que producir en el 2008.

La sentencia, leída por el presidente del tribunal, Dean Spielmann, ha ratificado que la aplicación de la citada doctrina a Del Río había vulnerado dos artículos del Convenio Europeo de Derechos Humanos de 1950: el 7 (derecho a no ser castigado con una pena mayor que la vigente cuando se cometió el delito) y el 5 (libertad y seguridad). Asimismo, condena al Estado español a indemnizar a la etarra con 30.000 euros. El fallo es definitivo y no puede ser objeto de recurso.

La nueva sentencia obligará a excarcelar a Del Río, algo que el Gobierno había intentado retrasar con el recurso contra la sentencia anterior de julio del 2012. El fallo del tribunal de Estrasburgo también supone un duro revés para la aplicación de la 'doctrina Parot' y par los planes del Gobierno de mantener el máximo de tiempo posible en la cárcel a otros terroristas condenados por múltiples asesinatos.

Doctrina fijada en el 2006

La 'doctrina Parot', adoptada por el Tribunal Supremo en febrero del 2006 para evitar la puesta en libertad anticipada del etarra Henri Parot, establece que en casos de delitos de sangre particularmente graves las redenciones de las condenas por beneficios penitenciarios no debían descontarse del plazo máximo de confinamiento (30 años en aquella época), sino de la suma total de las condenas impuestas, empezando por el delito más grave.

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos no ha tenido en cuenta los argumentos del Gobierno español planteados durante la vista del recurso el pasado mes de marzo sobre la necesidad de establecer una diferencia en el cumplimiento de las penas en los casos especialmente graves con múltiples asesinatos.

La sentencia de este lunes solo aborda este caso, pero sus conclusiones van a tener efectos prácticos más allá del mismo por la repercusión que puede llegar a tener en todos los presos a los que se les haya aplicado. Así, se abre la puerta a la excarcelación de más de medio centenar de presos de la banda terrorista, así como a siete del GRAPO, uno del GAL y 14 presos comunes, uno de ellos condenado por 74 violaciones.

Atentado de la plaza de la República Dominicana

Noticias relacionadas

Del Río formó parte del histórico 'comando Madrid' a mediados de los años 80, liderado por José Ignacio de Juana Chaos y responsable, entre otros, del atentado con coche bomba en julio de 1986 en la madrileña plaza de la República Dominicana, en el que murieron 12 guardias civiles.

Fue condenada por 23 asesinatos a 3.000 años de cárcel, de los que 2.232 correspondían a esa acción, y pese a que su puesta en libertad debería haberse producido en julio del 2008, por haber obtenido los beneficios penitenciarios, la aplicación de la doctrina la pospuso al 2017.