Ir a contenido

Griñán formaliza su dimisión como presidente de la Junta de Andalucía

Acosado por el escándalo del 'caso ERE', el dirigente socialista será propuesto como senador en representación autonómica, un cargo que el permitirá conservar el fuero

JULIA CAMACHO / Sevilla

El socialista José Antonio Griñán, acosado por el escándalo del 'caso ERE', ha comunicado este martes al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía su renuncia como presidente del Ejecutivo, una decisión que, según anunció a finales de julio, tomó desde la "responsabilidad" y con "transparencia". Tras la renuncia de Griñán, el Gobierno andaluz ha entrado en funciones.

El ya dimitido presidente andaluz, que este fin de semana justificó su marcha en razones personales y en una suerte de sacrificio para evitar que el escándalo de corrupción de los ERE salpique a la Junta, no abandonará la vida política y será propuesto como senador por designación autonómica, un cargo que le permitirá conservar los privilegios del fuero en caso de que sea finalmente imputado por los ERE falsos. También seguirá, de momento, como presidente federal del PSOE y secretario general de los socialistas andaluces.

En el Consejo de Gobierno también se ha producido la dimisión del consejero de Agricultura Luis Planas, uno de los contrincantes de la sucesora de Griñán, Susana Díaz, en las primarias. La dimisión de Griñán se produce apenas dos meses después de que anunciara por sorpresa que no volvería a ser candidato a la Junta. Entonces negó que su intención fuera abandonar el Ejecutivo andaluz, pero más tarde justificó que el hecho de que una de las integrantes del Consejo de Gobierno, la responsable de Presidencia Susana Díaz, se hubiera impuesto en las primarias socialistas, le había hecho reconsiderar su decisión y reducir los tiempos.

Remodelación

El Ejecutivo andaluz estará en funciones hasta el día 7, fecha en la que está previsto que tome posesión Díaz tras protagonizar el debate de investidura tres días antes. Fuentes socialistas apuntan a que la nueva presidenta realizará una profunda remodelación del equipo de Gobierno, dotándolo previsiblemente de mayor peso político y cesando a aquellos consejeros que pudieran estar salpicados por el caso de los ERE.

En este sentido, y aunque Díaz no ha dado pistas, las fuentes señalan la más que probable salida de la actual consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, que reconoció públicamente haber recibido los controvertidos informes de la Intervención General alertando de anomalías en el sistema de concesión de las ayudas a empresas en crisis, y del consejero de Economía y Empleo, Antonio Ávila. Esta por ver también si la nueva presidenta agradece el apoyo de las agrupaciones provinciales en las primarias para retomar el sistema de equilibrios territoriales implantado por Manuel Chaves -y denostado por Griñán- para conformar el Ejecutivo y garantizar al tiempo la paz interna en su formación.

Presupuestos

Nada más asumir el poder, la nueva líder del Ejecutivo andaluz se encontrará ya el primer obstáculo: en octubre deberá estar listo el presupuesto para el 2014, un punto en el que pueden surgir roces con el socio de Gobierno, IU. En medio de los recortes impuestos por Madrid y la reducción de ingresos deberán tratar de garantizar servicios públicos como Educación o Sanidad, la bandera del Ejecutivo andaluz frente a la Moncloa.

Desde el PSOE andaluz insisten en el "gesto de generosidad" de Griñán para regenerar la política andaluza y forzar un cambio "histórico" y generacional, dado que Díaz, de 39 años, será la primera mujer presidenta de la comunidad, y además criada en la democracia. En el mensaje de la regeneración incidía el pasado fin de semana el propio Griñán, que en una entrevista en diarios regionales justificaba su marcha para evitar que "ningún escándalo salpicara" a la Junta.

Era la primera vez que Griñán reconocía públicamente y a las claras el peso que el caso de corrupción de los ERE había tenido en su decisión de dimitir. No obstante, desde las filas socialistas se apresuraron a matizar sus palabras y aseguraron que "no se va para asumir ninguna responsabilidad en los ERE porque no tiene ninguna responsabilidad". Al contrario, para el vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, se trata de un ejercicio de "dignidad y honradez", y desvinculó su paso al Senado de una estrategia para permanecer aforado ante una posible imputación por parte de la juez instructora Mercedes Alaya.

Elecciones anticipadas

El PP andaluz no esperó que se formalizase la dimisión para solicitar la convocatoria inmediata de elecciones autonómicas. La vicesecretaria de Territorio y Medio Ambiente del grupo conservador, Alicia Martínez, criticó este lunes que Griñán se vaya "haciéndose el martir" porque es el presidente andaluz "que más daño ha hecho" a la región, "ensuciando" Andalucía con "el mayor escándalo de corrupción de la democracia", en alusión al caso de los ERE fraudulentos.

Asimismo, los populares consideran que la nueva presidenta debe "someterse a la voluntad de los andaluces", al tiempo que critican que en su calidad de consejera de Presidencia haya utilizado la Junta para hacer su campaña.

0 Comentarios
cargando