04 ago 2020

Ir a contenido

Un miembro de la familia Grifols adapta máscaras de buceo para médicos

El equipo incorpora en el tubo del respirador un filtro para incubadoras de bebés que puede durar hasta un año y tiene una efectividad superior a las mascarillas autofiltrantes FFP3

EFE

Una máscara de buceo del Dectathlon.

Una máscara de buceo del Dectathlon. / decathlon

MOS Design, empresa catalana cofundada por David Grifols, hijo del presidente de la multinacional de hemoderivados Grifols, radicada en Parets del Vallès, ha adaptado máscaras de buceo de la marca Decathlon para que puedan ser usadas por personal sanitario.

El equipo de MOS Design empezó a trabajar en los primeros prototipos unos días antes de que se decretara el estado de alarma en España, alertados por los problemas del personal sanitario de Italia para acceder a Equipos de Protección Individual (EPI).

La máscara incorpora en el tubo del respirador un filtro para incubadoras de bebés que, según asegura Grifols Deu, puede durar hasta un año y tiene una efectividad superior a las mascarillas autofiltrantes FFP3 que se usan en los hospitales del país.

La compañía catalana obtiene estos filtros del fabricante francés Camfil, con quien ha llegado a un acuerdo exclusivo de suministro de este componente para el desarrollo de las máscaras adaptadas.

MOS Design ha llevado a cabo el diseño y la adaptación de las máscaras, cedidas por Decathlon, y con la ayuda de la multinacional Grifols las distribuyen de forma gratuita a los centros sanitarios con una hoja de instrucciones para que las puedan montar.

Aunque Grifols Deu ha precisado que las máscaras que ha ideado su empresa no han sido homologadas, sí que han sido validadas por ejemplo por el responsable del servicio de prevención de riesgos laborales del Hospital de Sant Pau de Barcelona, Rafael Padrós.

De hecho, el Hospital de Sant Pau es uno de los centros sanitarios que han recibido parte de las 100 máscaras de buceo adaptadas que ya ha entregado la empresa, entre los que se encuentra también el hospital de Igualada (Barcelona).

Grifols Deu ha matizado, sin embargo, que estas máscaras no están pensadas para llevarse todo el día, sino en situaciones "de emergencia" con afectados por la pandemia o cuando un miembro del personal sanitario acceda a zonas con gran carga vírica.

Dado que las entregan de forma gratuita, MOS Design se hace cargo de todos los gastos que conlleva la adaptación de las máscaras de buceo, aunque no descarta recibir apoyo financiero de Scranton Enterprises, sociedad vinculada a directivos y socios de Grifols.

Por ahora, la compañía del hijo del presidente de Grifols recibe unas 20 peticiones diarias de su máscara adaptada.