Artículo de Juli Capella Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Comida mimética y 'food design'

El diseño de productos alimentarios, seas tradicionales o de vanguardia, están viviendo una revolución que invade el planeta

1
Se lee en minutos
Visitantes en la entrada de Alimentaria, que cierra hoy el salón con satisfacción por el dinamismo y la afluencia.

Visitantes en la entrada de Alimentaria, que cierra hoy el salón con satisfacción por el dinamismo y la afluencia. / Ferran Nadeu

Que nadie se asuste por el título. Comida mimética es, por ejemplo, la gula del norte. Que imita a una angula sin serlo, pero también se come y está rica. O el surimi, que parece carne de cangrejo sin haberlo visto ni en pintura. Son productos 'food design', como lo es también un chupa-chups, una galleta o la oliva esferificada bullinesca. Es decir, el diseño de un producto alimentario, sea tradicional o de vanguardia. Pero esta disciplina está viviendo una revolución que invade el planeta. Con un énfasis especial en los alimentos veganos, que están suplantando identidades alimentarias caseras. Por ejemplo, el Calabizo gallego, un chorizo a base de calabaza, realmente similar en apariencia y gusto al chorizo, pero mucho más sano y sostenible. Ha sido una de las novedades del pasado salón de Alimentaria, donde las propuestas en este campo han sido claras protagonistas. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Noticias relacionadas

La empresa Cocuus dispone de impresoras para crear entrecots o lomos de pescado. No solo decora superficies con cualquier motivo, sino que produce células comestibles. Otras empresas pioneras del 'plant based' han sido Heura o Zyrcular. De momento, el universo vegano está copiando platos carnívoros, porque se sigue comiendo con los ojos y queremos identificar el alimento. Pero, en realidad, se podría crear un universo formal propio, desde cero, con infinitas posibilidades aun inimaginables.

El 'food design' está llamado a múltiples retos. Por un lado, y no menor, generar suficiente comida para la humanidad. Pero, además, hacerlo de forma sostenible, sana y económica. Nuestro país es una gran potencia alimentaria y, al mismo tiempo, vanguardia gastronómica. También uno de los países con mejor plantel de diseñadores. Esta triple conjunción de elementos es idónea para convertirnos en líderes del 'food design'. Y por otro lado existe el 'design x food', todo el entramado de diseño necesario para acompañar la comida, desde los instrumentos de preparación, cocción, manipulación, menaje, servicio de mesa, 'packaging' de productos, gráfica aplicada…