Protestas Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

El amianto de la derecha

Igual será que el problema no son los que quieren ‘romper' España

1
Se lee en minutos
Protesta por amianto en las naves próxima a la ’Escola dels Encants’

Protesta por amianto en las naves próxima a la ’Escola dels Encants’ / Jordi Otix

La derecha salió en tromba contra el acuerdo de presupuestos. En Madrid. Pero en buena medida también en Barcelona. Incluso esa parte de la derecha que ejerce de feroz oposición pese a estar en el Govern. Ahí está el diputado 'juntaire' Canadell y sus aspavientos, tan teatrales como estridentes. Menudo contraste con Jaume Giró, un 'conseller' del que deberían tomar ejemplo propios y extraños que cohabitan juntos pero no revueltos. Giró es un señor. Y pese a ser bajito, emerge como un gigante ante la mediocridad de tantos otros.

La derecha montó un circo en Madrid -en todas partes cuecen habas- por el pacto de PSOE y Unidas Podemos con ‘los nacionalistas’ que quieren romper España. Los titulares aseguraban que se llevaron un botín extra de 400 millones. Luego resulta que en ese ‘saqueo' de las arcas pùblicas se engloban 100 millones para los vecinos de La Palma que padecen el volcán de Cumbre Vieja. Los de Rufián ‘saquearon' un fajo de millones para la jubilación a los 60 de los agentes de los Mossos d'Esquadra. ¡Terrible para la unidad de España! Luego la derecha jalea las protestas de los sindicatos policiales, marionetas unos de otros. La derecha protesta, Rufián y Elena se arremangan. También ‘saquearon’ una cuota audiovisual para el catalán. Por cierto, con los de Puigdemont tan airados como con la aprobación de los presupuestos Giró-Aragonès. 

Noticias relacionadas

Otra de las vilezas tiene que ver con el .’saqueo' perpetrado por los ‘bilduetarras' que se ‘llevaron' 40 millones para los trabajadores del amianto. ¡España hecha añicos! Lo del amianto no es exclusivo de Euskadi. Donde no llegó Rufián, llegó el también republicano Isaac Peraire, director de la Agencia Catalana de Residuos. Peraire ha hecho lo que la derecha (catalana) no concretó jamás en Badia del Vallès, 4,5 millones en un feudo, que arrastraba un problema colosal con la vivienda. La alcaldesa socialista, Eva Menor, se emocionó y se mostró agradecida ante el 'president' Aragonès. No era para menos, afecta a 200 edificios del municipio que viven con esa amenaza permanente. 

Igual será que el problema no son los que quieren ‘romper' España. El problema es esa derecha que vive como un drama el fin del amianto.