Área metropolitana

El Govern destinará 4,5 millones a retirar el amianto de Badia del Vallès

  • Aragonès y la alcaldesa, Eva Menor, destacan la lucha vecinal que ha empujado para acelerar la eliminación del material

El Govern destinará 4,5 millones a retirar el amianto de Badia del Vallès

EFE/Enric Fontcuberta

2
Se lee en minutos
El Periódico

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha anunciado este sábado una inversión de 4,5 millones de euros para retirar el amianto de los cerca de 200 edificios residenciales del municipio de Badia del Vallès. Aragonès ha destacado el caso especial de Badia, una ciudad "construida hace 50 años" por la planificación franquista donde hay "presencia de amianto", a través del fibrocemento, "en la práctica totalidad de los 200 edificios residenciales" de la localidad.En concreto, todos los que se construyeron en el proyecto inicial de los años 70, lo que la convierte en un caso único en toda España.

Acompañado de la consellera de Acción Climática, Agenda Rural y Alimentación, Teresa Jordà, y de la alcaldesa de Badia, Eva Menor, Aragonès ha señalado que esta "actuación excepcional" se enmarca en una voluntad de "hacer de Catalunya un país libre de amianto". La renta disponible media, en el municipio, equivale al 73,7% de la del territorio catalán. Además, la cualificación, calidad y antigüedad de las edificaciones hacen que sea el municipio eminentemente urbano con menor valor catastral por habitante de Catalunya. Todo lo que deja al propio ayuntamiento sin margen inversor.

Material peligroso

Actualmente, el amianto se halla, sobre todo, en las edificaciones antiguas, pero también en canalizaciones de agua, depósitos y cisternas. La comercialización de este material está prohibida desde junio del 2002.

Y es que la exposición a las fibras de amianto puede afectar, principalmente, a los pulmones y la pleura y puede provocar enfermedades como la asbestosis y determinados casos de cáncer. El material que contiene amianto, como el fibrocemento, si se halla en buen estado presenta un riesgo mínimo para la salud. Pero la degradación por el tiempo y la manipulación de dicho material abre la puerta al desprendimiento de las fibras.

Por esta razón, todo desmontaje de elementos con amianto es siempre muy aparatoso, con operarios ataviados con la máxima protección y con una delimitación del espacio a tratar para evitar el esparcimiento en el ambiente de las partículas.

El interés de los vecinos

La alcaldesa, del PSC, ha celebrado este "día histórico" para Badia del Vallès, ha agradecido a Aragonès su "compromiso" y ha destacado, como después subrayaría también Jordà, la "lucha vecinal" que ha hecho posible ir transformando la ciudad y resolver el problema del amianto, con el "consenso" entre administraciones de colores políticos distintos.

Noticias relacionadas

Los recursos se canalizarán como subvención al ayuntamiento, que ahora deberá poner en marcha los procesos de licitación, con el fin de tener "una Badia libre de amianto" sin necesidad de agotar el plazo de 2025 para la ejecución de las inversiones, ha explicado Menor.