Pros y contras

Se lee en minutos
Javier Cercas.

Javier Cercas. / JOSÉ LUIS ROCA

Es lo que tiene el fanatismo, difícilmente sabe de razones, y menos de veracidad. La presencia de Javier Cercas en 'FAQS' contrarió a todos aquellos que quieren una TV3 al servicio exclusivo de su causa. Una causa que ya no va de independencia, sino de sectarismo. Ante la dificultad de rebatir la intervención del escritor, optaron por el descrédito más gratuito o por la calumnia. A lo primero contribuyó la diputada de Junts Aurora Madaula al declarar en Twitter que las afirmaciones de Cercas sobre el 23-F no se sostienen "en ninguno de los trabajos históricos rigurosos". ¿Se habrá pronunciado el Institut Nova Història sobre el tema? Y a la calumnia contribuyó la diputada, también de Junts, Cristina Casol al secundar la mentira envenenada que recorrió Twitter sobre un inexistente apoyo de Cercas a una intervención militar en Catalunya. Ernest Alós desnuda en este diario la barbaridad de la campaña.

Noticias relacionadas

La enajenación está durando demasiado. ¿De veras podemos permitirnos este constante sabotaje al talento propio? ¿Queremos vivir en un lugar donde todo vale para desprestigiar el discrepante? ¿Somos conscientes de a dónde puede llevarnos este veneno?