10 abr 2020

Ir a contenido

Nueva normativa europea

Una hamburguesa con queso.

Creative Commons

Discos vegetales

Josep Maria Fonalleras

Europa ha anunciado que, con este nombre, las hamburguesas solo podrán ser de carne picada

Una de las primeras acciones que llevará a cabo el nuevo Parlamento europeo, con Puigdemont o sin él, con o sin 'brexit', mucho antes que definir el futuro de una Europa convulsa, es la aprobación de la normativa sobre hamburguesas. Quedó en suspenso justo antes de las elecciones y ahora debe reactivarse, porque es un asunto de gran trascendencia que no puede quedar escondido bajo la presión de la inmediatez comunitaria y bajo la losa de otras problemáticas que, en apariencia, parecen más decisivas.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Europa ha dicho basta (o lo dirá pronto) y ha anunciado que, con este nombre, las hamburguesas solo podrán ser de carne picada, sal y pimienta, que es como salieron del puerto de Hamburgo hacia Nueva York y como llegaron aquí (quizá enharinadas) con la eufórica denominación de 'bistec ruso' en homenaje a los tártaros que aplastaban la carne montando a caballo. Europa, a las construcciones estrafalarias con verduras y sucedáneos que solo tienen la forma de la hamburguesa sin contener carne sino tofu o espinacas, las llamará 'discos vegetales', que yo creo que es una definición magnífica, una observación estricta: un cuerpo cilíndrico con mucha más base que altura. Espero que en Estrasburgo se apresuren a aprobar la normativa antes de que salga un empresario del sector verde dispuesto a defender el concepto 'carne vegetal' para referirse a todo aquello que no es carne sino vegetal. No sé si lo he soñado o lo he leído en alguna parte, pero no me extrañaría nada.