Ir a contenido
Bill Maher, durante uno de sus monólogos en el programa de la HBO ’Real Time’.

HBO

En una época dominada por lo políticamente correcto y las noticias falsas por igual, en la que personajes como Putin, Trump, Maduro Abascal concitan la atención y el seguimiento de millones de sus conciudadanos, y cuando  cualquiera con un alto dominio de los selfis recibe el diploma de ‘influencer’ por contarle al mundo las tonterías que va haciendo,  también hay quien desde la incorrección y diciendo verdades como puños construye relatos divertidos llenos de reflexiones importantes al tiempo que abre debates plurales que a todos nos mejoran. Uno de ellos es William Maher Jr, el presentador de ‘Real Time with Bill Maher’, en HBO. Si aún no le conocen, véanlo, escúchenlo y entenderán que otro tipo de comunicación al habitual es posible.

"Si no lo conocen, véanlo, escúchenlo y entenderán que es posible otro tipo de comunicación"

Este neoyorkino hijo católico y madre judía comenzó su trayectoria como comediante. Steve Allen, creador y  presentador del primer ‘late night show’ de la televisión (‘The Tonight Show’) se fijó en su talento para la improvisación e influyó para que el gran Johnny Carson le contratara como colaborador del que fue durante décadas el programa líder de las noches de EEUU. Cuando Carson se retiró le sustituyó otra leyenda de la historia de la televisión, David Letterman, que continuó contando con las colaboraciones de Maher, al tiempo que éste desempeñaba pequeños trabajos como actor en series y en películas de poco nivel. Hasta que el 25 de julio de 1993 nació ‘Politically Incorrect’, programa emitido por Paramount Comedy y la ABC, que significó su debut como presentador y su consagración como estrella.

En este espacio, Maher comenzó a desarrollar su particular estilo a la hora de hablar de la actualidad, ya fuera ésta política, del espectáculo, el deporte o la comunicación. Siempre rodeado de personajes notables, Maher les preguntaba, pero también les contestaba o rebatía, defendiendo siempre con ironía y datos sus propias ideas al respecto del tema en cuestión. Esta actitud ha hecho de las opiniones de Maher un argumento esencial para entender su fama, y por qué concita tantas pasiones como odios. Porque Maher siempre resulta controvertido. Aunque en un primer vistazo cabría definirle como un liberal americano, es decir, alguien de centroizquierda según los parámetros europeos, sus opiniones encuentran seguidores y detractores tanto en la derecha como en la izquierda.

"Mahe es un verso libre, capaz de hacer pensar y reír al mismo tiempo"

Apoyó al republicano Dole como candidato a presidente, aunque también lo hizo con Obama; se declara ecologista, partidario del aborto y la eutanasia, pero también está a favor de la pena de muerte; se enfrentó a los partidarios de las teorías de la conspiración del 11-S, pero mantuvo que Irak estaba mejor con Hussein que tras la guerra; las farmacéuticas son uno de los sectores con los que más crítico se muestra, aunque es partidario de la privatización parcial de la Seguridad Social y considera que “el gobierno está para hacer las cosas que la gente no puede hacer por si misma”.

 Siempre independiente, no hay nada sobre lo que no opine y en un país donde no creer en la existencia de Dios es casi antipatriótico, Maher declara que él no lo hace y que aborrece las religiones.

El programa duró ocho temporadas. Desde el 2003 está en la HBO con ‘Real Time’, donde continúa siendo un verso libre, capaz de hacer pensar y reír al mismo tiempo.

Temas: HBO