Ir a contenido

Editorial

Menos velocidad, más seguridad

La reducción a 90 km/h, avalada por los expertos, hará más seguras las carreteras convencionales, donde se producen el 75% de los accidentes

Unos operarios cambiando una señal de 100km/h por una de 90km/h

Unos operarios cambiando una señal de 100km/h por una de 90km/h / EFE

Este martes entra en vigor una medida que ya fue ideada por el actual director general de Tráfico cuando ostentaba el mismo cargo en el 2011, en la administración del PSOE. En el borrador de la reforma del reglamento de circulaciónPere Navarro incluía la reducción a 90 km/h de la velocidad máxima permitida en las carreteras convencionales, que es donde se producen (el 75%) la mayor parte de accidentes. Más de 900 personas fallecieron en estas vías en el 2018, la mayoría de las veces como consecuencia de un exceso de velocidad. El Gobierno del PP, sin embargo, consideró que la imposición de este límite iba en contra de sus expectativas electorales por considerarse una medida impopular. Ocho años después de aquel borrador y casi 40 después de estipular una velocidad de 100 km/h, España, como ocurre ya en media Europa, implanta una reducción avalada por los expertos que tendrá que imponerse de inmediato con más radares y más control, en beneficio de la seguridad viaria.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Otro aspecto que atañe a esta seguridad es la enorme cantidad de conductores que circulan sin carnet de conducir. Bien por no haberlo aprobado nunca, bien por haber perdido los puntos o por suspensión. En Catalunya, la cifra media de los conductores sin papeles es de cerca de 10.000 (unos 2.500 de ellos sin haber dispuesto nunca del permiso), lo cual implica un notable riesgo. Aun a pesar de las graves consecuencias administrativas e incluso penales, la irresponsabilidad de estos conductores persiste, en detrimento de la seguridad de todos.