Ir a contenido

LA SEGURIDAD VIAL EN CATALUNYA

Los Mossos pillan cada año a unos 2.500 conductores sin carnet de conducir

Los infractores se enfrentan a 500 euros de multa y una condena de hasta seis meses de prisión

Además de los que nunca lo han obtenido, más de 6.000 al año conducen con el permiso retirado

Óscar Hernández

Control de los Mossos d’Esquadra en la C-58 a su paso por Vacarisses.

Control de los Mossos d’Esquadra en la C-58 a su paso por Vacarisses. / Josep Garcia

No por ser una cifra estable año tras año es menos sorprendente. Los Mossos d'Esquadra pillan cada año a unos 2.500 conductores que no habían obtenido nunca el carnet de conducir. Y en esta cifra no están incluidos los que tienen el permiso suspendido temporalmente por resolución judicial o pérdida de puntos. Con estos, la cantidad de conductores sin papeles es aún mayor.

El año pasado, por ejemplo, los Mossos d'Esquadra, con competencias en tráfico en Catalunya, multaron a 2.830 conductores por no tener el carnet de conducir, es decir, no por no llevarlo encima, sino por no haberse examinado ni aprobado nunca. En el 2017 fueron 2.488. Además, los agentes cazaron otros 5.770 que no podían conducir por haber perdido los 12 puntos del carnet (fueron 5.544 en el 2017). Y pillaron a otros 867 con el carnet suspendido judicial o administrativamente (971 el año anterior).

Miedo al examen

Andreu González, jefe de la división de Tráfico de los Mossos d'Esquadra, señala que en este gran grupo de conductores sin permiso de conducir hay distintas tipologías. "Unos no se han sacado nunca el carnet por miedo al examen. Otros tienen a lo mejor el de moto, pero llevan un coche o un camión sin la licencia correspondiente. Hay incluso casos de pilotos de carreras que no se lo han sacado. Y personas de otras países o culturas cuyos carnets pierden la vigencia aquí o que conducían en su país sin carnet", explica el inspector González. También hay otros, por ejemplo ciudadanos procedentes de algún país asiático, que ante la dificultad de entender los tests de los exámenes oficiales desisten de sacárselo. 

Aunque la cifra de sancionados parece elevada, como si el riesgo a que te pillen sin carnet fuera muy alto, la realidad es muy diferente y los infractores juegan con esa baja probabilidad. "En realidad cada año se hacen 75 millones de desplazamientos en Catalunya y se detectan entre 2.500 y 3.000 conductores por lo que las posibilidades de ser sancionado son bajas", indica el responsable de los mossos que vigilan las carreteras.

La mayoría de las detecciones de estas infracciones se producen durante controles policiales o cuando los indocumentados cometen una infracción. "Normalmente los mossos tenemos experiencia en detectar actitudes sospechosas del conductor en un control. Algunos evitan mirarte a la cara cuando los paras, otros hacen maniobras extrañas o se les cala el coche o se ponen claramente nerviosos cuando les preguntas algo", añade el responsable policial quien aclara que estas habilidades se aprenden con la experiencia, aunque también adquieren la técnica en la Escola de Policia de Mollet del Vallès.

Hay quien intenta huir

Capítulo aparte merecen las reacciones de los pillados sin carnet. Hay desde quien intenta huir del control, lo que provoca una persecución con el riesgo para el fugado, los agentes y el resto de vehículos –lo que agrava luego la multa administrativa y la sanción penal al incluirse la conducción temeraria–, hasta los que ni se inmutan y confiesan tranquilamente que no tienen carnet ni lo han tenido nunca.

"Recuerdo un caso muy curioso de hace muchos años cuando en un control de alcoholemia paré un coche. Su conductor, de unos 70 años, me dijo que hacia 50 años que conducía y nunca habia tenido carnet. Iba muy bien vestido y le acompañaba una señora. Como le dije que debía inmovilizar el vehículo me pidió que le dejara  llevar a su casa a su acompañante, que acababa de conocer en una fiesta, y que luego volvería", explica. Evidentemente, el agente no le dejó seguir su viaje y la pareja tuvo que pedir que les vinieran a recoger.

Graves consecuencias

"La mayoría de veces se trata de conductores que tienen mucha habilidad conduciendo porque lo llevan haciendo desde hace tiempo, pero el Supremo ya sentenció que saber conducir no exime de hacerlo sin carnet", aclara el inspector González, quien precisa que la detección de la falta de carnet de los que dicen que se lo han dejado en casa es sencilla e inmediata gracias a la tecnología. "En cuanto introducimos en nuestra PDA los datos del conductor enseguida vemos si tiene el carnet en vigor. No nos pueden engañar", aclara González.

Y en ese caso, las consecuencias para el infractor son graves. Conducir sin carnet está castigado administrativamente con una multa de 500 euros y penalmente con entre tres y seis meses de prisión, como recoge el articulo 384 del Código Penal.