Ir a contenido

GEOMETRÍA VARIABLE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso.

JOSÉ LUIS ROCA

¿Elecciones anticipadas?

Joan Tapia

El resultado podría hacer más difícil lograr un Gobierno con una mayoría más estable

Un 58% de los ciudadanos, contra un 35%, opina según la encuesta del lunes de EL PERIÓDICO que sería bueno anticipar las elecciones. Es un porcentaje alto, pues la estabilidad suele ser muy valorada. La conclusión es que se cree que el 'Gobierno Sánchez', con solo 84 diputados, no tiene la mayoría suficiente para gobernar. O que hay cansancio porque desde el 2015 España solo ha tenido gobiernos en funciones o minoritarios.

¿Se añora un Gobierno más estable? Parece claro, pues el índice de confianza política del CIS subió nada menos que un 21% tras la moción de censura y la formación del 'Gobierno Sánchez' y ha bajado en octubre un 9%, aunque todavía está un 6% por encima de hace un año cuando gobernaba Mariano Rajoy. Y algo similar ocurre con el índice de confianza del consumidor.

Lo más interesante (y preocupante) es que la encuesta indica que con los cuatro partidos actuales será muy complicado tener gobiernos mayoritarios o fruto de un pacto estable. En efecto, el PSOE volvería a ganar las elecciones -también lo indican otros sondeos- pero con 109 diputados, lejos de la mayoría absoluta. Y un pacto con Podemos tampoco permitiría un Gobierno mayoritario, ya que juntos solo sumarían 159 escaños (tres más que ahora) y lejos de los 176 de la mayoría absoluta. Y es incluso difícil que tras el 'no' de ERC y el PDECat a los Presupuestos, Sánchez pudiera ser investido.

Pero es que la alternativa de centroderecha tampoco sale. El PP cae hasta 93 diputados y si bien Ciudadanos sube hasta 75 (ahora tiene 32), juntos solo suman 168 (uno menos que ahora). El Gobierno PP-C's tampoco parece, pues, posible tras un anticipo electoral.

Según la encuesta, el único Gobierno posible sería una coalición PSOE-C's (184 escaños), que superaría la mayoría absoluta con comodidad. En principio, un Gobierno socialista-liberal no sería anormal y ya se intentó en el 2015. Entonces no tenía mayoría y Pablo Iglesias lo vetó. Pero con las posiciones actuales de Rivera, volcado a la derecha, y de Sánchez, aliado a Podemos, este gobierno parece ahora contranatura.

Llegamos a la paradoja de que los ciudadanos quieren elecciones para tener un Gobierno más estable y la consecuencia sería, no solo que sería casi imposible cumplir con ese deseo -salvo que Sánchez y Rivera llegaran a un pacto similar al del 2015-, sino que incluso podría hacer imposible cualquier investidura. Y para la derecha, el gran riesgo es que todo acabara en aquello es su pesadilla y asegura que es lo peor de lo peor: un pacto de investidura PSOE-Podemos-PNV-ERC-PDECat.

Tanto criticar al bipartidismo imperfecto de antes del 2015 y resulta que tenía sus ventajas. Pero las paradojas no acaban aquí. Los que más desean el adelanto son los electores del PP, partido que sería el más perjudicado (perdería más de 40 escaños). Y los que menos las quieren, los de ERC y PDECat, que las empujan al negarse a votar los Presupuestos. Los electores socialistas están partidos en dos mitades. Unos creen que Sánchez saldría reforzado al tener más escaños y otros que debe seguir.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.