Ir a contenido

ANÁLISIS

Thomas Tuchel celebra con sus jugadores la conquista de la Supercopa francesa ante el Mónaco.

Cuidado con el PSG

Axel Torres

Pese a que su mercado de fichajes ha sido más modesto, el conjunto galo posee nuevos argumentos para aspirar a ganar la Champions

Hace un año, en los días previos al inicio de la Champions League 2017-2018, el PSG arrasaba como favorito en las casas de apuestas. Los parisinos habían contratado en verano a Neymar y a Mbappé, los dos jóvenes destinados a competir por el trono mundial en la era post-Messi&Cristiano. Doce meses después, pese a que ambos cracks siguen vistiendo la camiseta del conjunto galo, su equipo ha descendido al cuarto lugar en el ránking de candidatos. El Manchester City, el Barcelona y la Juventus están por encima. El Madrid, por haber vendido a Cristiano, no: es el quinto, justo por detrás.

Tiene sentido que el campeón de las tres últimas ediciones sea menos favorito. Ha perdido a su goleador de los momentos decisivos, al dominador de los instantes de tensión, al certero ejecutor en la frontera entre la gloria y la decepción. El de Madeira es también el motivo por el cual la Juventus aparece por encima de los blancos y del propio PSG. Solo dos fenómenos como Guardiola y Messi se sitúan por delante a ojos de los apostadores (y sí, es por ellos).

 

Guardiola felicita a Agüero, durante el City-Huddersfield / LINDSEY PARNABY (AFP)

El favoritismo del City lo comprendo pero no lo comparto. Lo comprendo porque nadie ganó una liga potente con tanta autoridad y brillantez, y porque la evolución del primer año de Pep al segundo fue mayúscula, por lo que hay que esperar otro salto de calidad en el tercero. Y no lo comparto porque me sigue haciendo desconfiar el mismo problema que el curso pasado: a su plantilla le faltan jugadores con bagaje en grandes finales y también anda corta de atacantes de primerísimo nivel. Tiene fenómenos en la generación, pero menos en la finalización. Oficio y pegada no son asuntos menores en la Copa de Europa.

Y me temo que esa cuarta posición del PSG en las casas de apuestas infravalora las posibilidades de los franceses. Ya sé que el equipo es prácticamente el mismo que sucumbió con claridad ante el Real Madrid, pero han cambiado un par de cosas que deben ser tenidas en cuenta. Ha llegado Tuchel, un entrenador con personalidad, que transmite carácter ganador, que es casi arrogante en su aproximación a los desafíos y que no hace concesiones ante nadie, como demostró en Dortmund saliendo del club cuando consideró que los directivos no respetaban suficientemente su posición. Unai es un muy buen estratega, pero por momentos pareció dominado por el escenario en París. Es difícil que a Tuchel le ocurra lo mismo.

Lo otro que ha acontecido es que Mbappé ha ganado el Mundial. Es decir: ha aprendido a jugar finales importantes y a ser decisivo en ellas. Ha adquirido ese bagaje que decíamos que le falta al Manchester City. Si su potencial era ya el más espectacular de todos los jugadores jóvenes del momento, agregarle oficio y experiencia en compromisos de alta tensión refuerza aún más su capacidad para marcar diferencias en los duelos trascendentes.

Si apostara, que ya no lo hago, creo que me decantaría por el equipo de Tuchel. Es donde más desequilibrio observo entre las posibilidades que le dan las casas y las que yo le doy.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.