21 feb 2020

Ir a contenido
Reinas de Gondor y de la CUP

Reinas de Gondor y de la CUP

FERRAN MONEGAL

Nos está ofreciendo Polònia (TV-3), ahora, fuera de temporada, un fondo de armario de momentos estelares. Detengámonos en la recreación de Eulàlia Reguant, una sobresaliente filigrana a cargo de la actriz Judit Martín. Le dice a Puigdemont, en tono amenazador: «No te quitaré ojo de encima. En la CUP estamos las de siempre, las hijas de las brujas que no pudieron quemar. Hijas alegres y rebeldes. ¡Las reinas de Gondor!». Y el Puigdemont de Polònia, acollonado,casi que se hace pipí encima. ¡Ah! No es casualidad que en Polònia dibujen el alma y la fuerza de la CUP en clave femenina. Es exactamente así. Desperdigados David Fernàndez y Antonio Baños, es acertado centrar la caricatura en Eulàlia Reguant y Anna Gabriel. Son unas guerreras temibles. Eulàlia posee, además, un punto inquietante y tremendista muy atractivo para la sátira y la socarronería. Mosso d'esquadra que ve, mossoal que envuelve con una estelada y se hace un selfi para inmortalizar el triunfo. No obstante, recomiendo a Polònia que para la próxima temporada incorpore a una tercera reina de la CUP. Me refiero a Gabriela Serra. ¡Ah! Parece una señora reposada y tranquila, pero irradia una fuerza ciclópea. La ley de la potencia de Watt, a su lado, se queda minúscula. Esta semana, a la pregunta «¿Y si en el referendum sale 'no'?» contestó: «Pues el president, que ya se habrá tomado Agua del Carmen, tendrá que convocar elecciones autonómicas». ¡Ah! Lo de Puigdemont teniendo que amorrarse a una botellita del alcohólico elixir de los monjes carmelitas para poder afrontar la convocatoria autonómica es una pincelada que demuestra el enorme poder cáustico de la energía de Gabriela. Decía J. R. R. Tolkien que gondor significa piedra en la lengua del reino de Sindar. Pues tome note PolòniaGabriela Serra, como reina de la CUP, es granítica.

'SHOWMAN' Y 'SHOWERMAN' .- Ayer este diario dejó constancia del pintoresco fin de temporada de Buenafuente: se duchó vestido porque un ciudadano le había dicho que era un showerman. ¡Ah! Meditable ducha. Soy de la opinión de que un showman debe mojarse siempre. O sea que showman y showerman deberían coexistir fundidos. Tomen nota en Late motiv. No solo existen Rajoy, la Monarquía o Trump en la galaxia del sarcasmo. Catalunya también merece mordiente satírico. El escapismo puede ser rentable y comodísimo, pero es la peor enfermedad que le puede sobrevenir a un humorista.