03 abr 2020

Ir a contenido
Eduardo Inda, junto a Ada Colau en ’La Sexta noche’.

Algunos datos para el señor Inda

Robert Manrique

Atreverse a comparar la violencia del terrorismo que sufrió el País Vasco con la situación que se vive en Catalunya es repugnante

Usar la muerte ajena, las heridas no sufridas, las vivencias de cientos de personas anónimas para lanzar mensajes políticos es vergonzoso

Con el paso de las horas la sentencia del 'caso Nóos' dejará en un segundo plano las palabras de Eduardo Inda. Pero las frases de "el nivel de violencia de Catalunya no se ha vivido ni en el País Vasco de los años duros, porque allí podían matar a algún juez o a algún fiscal, pero tampoco mataron a muchos" no pueden quedar en un cajón al ser prueba de la ignorancia que practican muchos que hablan de lo que no conocen. Atreverse a comparar la violencia del terrorismo en el País Vasco con la situación que se vive en Catalunya es repugnante. Utilizar la muerte ajena, las heridas no sufridas, las vivencias de cientos de personas anónimas para lanzar mensajes políticos es vergonzoso.

CONTRASTAR LA INFORMACIÓN

Para hablar hay que conocer y para ello hay que tener datos y para el señor Inda tengo algunos. Dicen que el buen periodista contrasta la información pero hay quien con tal de aparecer en las portadas y ser 'trending topic' suelta lo primero que se le ocurre. Y ya que un buen periodista debe tener información contrastada, le ofrezco unos datos publicados el pasado jueves en mi blog:

“En el País Vasco, las cifras de asesinados por ETA ascienden a 580 y por parte del otro lado “ideológico” las del BVE son 15, las del GAE 6, las del GAL 10, las de AAA son 7 y 4 más por parte de los denominados “grupos incontrolados”... y todo ello sin contar las muertes perpetradas en lo que algunos conocen como Pais Vasco-Francés (Iparralde). Me duele plantearlo así pero seguro que el señor Inda lo entenderá más fácilmente: ETA, 580. Grupos de extrema derecha: 42. Por otra parte, no voy a incluir en esta relación las víctimas mortales causadas por la banda terrorista ETA en Catalunya (no quiero ampliar los datos estadísticos no sea que el señor Inda se haga un lío gracias a su enorme inteligencia). Pero sí quiero recordarle que los asesinatos causados por lo que podría incluirse (según su entendimiento) como “terrorismo catalán” ascienden a cuatro: Terra Lliure (1) y EPOCA, 3. En el otro arco “ideológico” encontraríamos una muerte causada por el JEP (atentado contra la revista 'El Papus') y según algunas versiones, dos causadas por FJ. Por otro lado, recuerdo que en Madrid fueron asesinados por la banda terrorista ETA los representantes de la judicatura Francisco Mateu, Rafael Martínez Emperador, José Francisco de Querol y Lombardero, Francisco Tomás y Valiente y la fiscal Carmen Tagle, Luis Portero en Granada y José María Lidón en Guecho (Vizcaya). Y no se puede olvidar que el GRAPO asesinó en Madrid a Miguel Cruz”.

La frase de Inda es comparable a lo que dijo en septiembre del 2015 el ministro de Interior sobre la guerra de banderas en el Ayuntamiento de Barcelona

Una vez presentada la fría estadística, comparo lo dicho por Inda con la situación vivida en septiembre del 2015, cuando el entonces ministro de Interior decía que la “guerra de banderas” vista en el Ayuntamiento de Barcelona “tiene connotaciones muy negativas” al recordar a la que se vivió años atrás en el País Vasco “cuando ETA estaba plenamente activa y operativa sembrando regueros de sangre y terror en todas partes”.

PETICIÓN DE DIMISIÓN

Ahora aparecen algunos rasgándose las vestiduras al leer lo dicho por Inda pero ¿dónde estaban en octubre del 2015 cuando un grupo de víctimas exigimos la dimisión del ministro por sus nefastas declaraciones? ¿Es que un ministro puede decir lo que le apetezca y un periodista no? ¿Merece más respeto un ministro que un periodista? En octubre de 2015 la Fundación de Víctimas del Terrorismo, presidida por una diputada del Partido Popular, no hizo nada. ¿Harán algo ahora en representación de “las” víctimas? ¿Han hablado con aquellas que más heridas se puedan sentir por nombrar a jueces o fiscales?

En relación al atentado contra el juez José María Lidón, ¿saben que no fue hasta el pasado diciembre que el ministerio público presentó su escrito de conclusiones provisionales? ¿Saben que aún están pendientes de la extradición de uno de los presuntos autores del atentado? ¿Saben que el atentado fue en el 2001? ¿Saben los que tanto hablan y presentan indignas comparaciones que estarían mucho mejor calladitos? ¿Saben lo que significan el respeto, la dignidad y la sensibilidad?