Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

MÚSICA Y BOCADOS

Diversión total en Palamós

Además de ser el bar musical más longevo y exitoso de la localidad, La Plata es su primer restaurante nipón

Ferran Imedio

La sala del restaurante La Plata.

La sala del restaurante La Plata. / GLÒRIA SÁNCHEZ / ICONNA

La Plata es sinónimo de diversión y buen rollo. Y eso lo saben en Palamós desde hace 18 años, cuando Jordi Jofre y Sara Acosta abrieron esta coctelería, bar de copas, pub musical e incluso discoteca, que todo eso viene a ser este local ubicado en la parte vieja de la población. Y La Plata en versión restaurante, inaugurado al lado, pared con pared, el año pasado, también es igual a diversión. Porque su oferta gastronómica, que mira a Japón con ingredientes de aquí, trata de ser distinta, estimulante, un punto atrevida. Personalidad propia para el que ha sido el primer restaurante japonés de Palamós.

PEQUEÑITO Y CON AIRES 'VINTAGE'

El hermano gastronómico de La Plata, emblema de la noche de Palamós y de todas las poblaciones vecinas, es pequeñito y cuco. Pequeñito (cuatro mesas dentro y seis en la pérgola, más un privado en el piso de arriba) y muy personal. Tan personal que no parece un japonés más.

Lleva la firma de Lázaro Rosa-Violán, el ubicuo interiorista que tantos y tan grandes restaurantes ha decorado, y que aquí ha jugado a ser barroco y 'vintage', con un aroma colonial que te acaba llevando a algún lugar indeterminado de Asia. Ha contado con la confianza y la complicidad de los Jofre-Acosta, que son amigos personales suyos.

La Plata

Plaza de Sant Pere, 11-13. Palamós.
Teléfono: 629 884 442.
Tipo de cocina: japonesa.
Precio medio sin vino: 35 €.

Mientras suena la música de La Plata, van saliendo los platos de la cocina de los jóvenes chefs Cristian Costa y Gerard Terribas, que han contado con el asesoramiento del restaurante Parko, de Barcelona. Creaciones que no quieren quedarse en el sota, caballo y rey de la gastronomía nipona, y que utilizan pescado de la lonja de Palamós.

'SASHIMI' CON GAMBA DE PALAMÓS

Un privilegio al que hubiera sido poco inteligente renunciar. De ahí que se pueda decir que el plato que mejor resume su trabajo es el 'sashimi' con gamba de Palamós. Qué más quisieran en Tokio que poder prepararlo.

'Sashimis' y 'gyomakis' del restaurante La Plata.GLÒRIA SÁNCHEZ / ICONNA

Las ganas de hacer algo divertido se plasman en casi cada plato. ¿Un tartar de salmón? Sí pero con daditos lo suficientemente grandes como para comerlos con palillos, y con huevas de salmón para redondear el sabor. ¿Un 'gyomaki' (arroz envuelto y coronado con pescado) de pez mantequilla? De acuerdo, pero con un huevo de codorniz y aceite de trufa. Lo mismo hay que decir del atún con fuagrás, contraste de temperaturas, que no de texturas.

'NIGIRI' DULZÓN

¿Un 'nigiri' justo antes de llegar a los postres? Pues el de atún con queso Philadelphia y fresas con azúcar tostado. Raro, dulce, distinto. Divertido, como es La Plata, el de toda la vida, el pub musical-coctelería. El nuevo, el coqueto restaurante japomediterráneo tiene además otro atractivo porque los precios son bastante contenidos teniendo en cuenta el género que sirve.

Van pasando los platos, desde la tempura de verduras y langostinos hasta los melosos 'tartares' de atún y el 'tataki' de atún con aguacate, y en todos se descubre un producto de primera y una intención de ir un poquito más allá, ya sea en la receta o en la presentación, lo que siempre se agradece.

La terraza del bar musical La Plata. GLÒRIA SÁNCHEZ / ICONNA

Para acabar, nada de 'mochis'. Postres artesanos, como el 'cheese cake', el 'carrot cake' y el chocolate a la sal. Gran nivel para cerrar cualquier ágape, aunque lo mejor es poner el broche con una copa en el local de al lado, ya sea bailando o sentado en esos sofás balineses que invitan a pasar horas de charlas y confidencias mirando al cielo, porque aquí no hay techo.

MENÚS DE MEDIODÍA Y DE NOCHE

En verano, el restaurante La Plata abre cada día por las noches, de 20.00 a 00.30 horas. En invierno, de jueves a sábado por la noche, además de los mediodías del fin de semana (de 12.00 a 16.00 horas). Hay dos menús de mediodía, por 17 y 22 euros, y uno nocturno de verano de lunes a viernes por 25 que incluye un entrante, un primero, un segundo, vino, café y postre. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.

RECOMENDAMOS