Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

EL SEMÁFORO DE EL MUNDO TODAY

"Mi novia me dejó en el Bar Alegría y no me quisieron dar el libro de reclamaciones"

La actualidad del mañana de Barcelona

El Mundo Today

"Mi novia me dejó en el Bar Alegría y no me quisieron dar el libro de reclamaciones"

El frío

La llegada del frío a Barcelona está uniendo mucho a la gente. Gracias a este fenómeno meteorológico, los barceloneses van abrazados por la calle, se besan entre ellos y pasan las noches durmiendo juntos en sus camas. Nadie hace más por la concordia entre vecinos que el frío, por eso queremos reconocer su labor y darle el verde de nuestro semáforo de esta semana. Si todos los días del año hiciera frío, todos estaríamos mucho más unidos y cariñosos, y Barcelona le quitaría el título de ‘Ciudad del amor’ a París.

Sede de Ciudadanos

Desde hace un tiempo, este lugar es ideal para encontrar tranquilidad y espacio. Si buscas desconectar, estar solo y rodearte de silencio, la sede de este antiguo partido liberal de centro derecha es exactamente lo que necesitas. Ya nunca hay nadie en su interior porque se han ido yendo todos. Si le damos el naranja y no el verde de nuestro semáforo es porque algunos visitantes aseguran que de vez en cuando se escuchan antiguos discursos de la formación. También hay testigos que aseguran haber visto los 47 escaños desaparecidos vagando por el pasillo del piso de arriba.

Bar alegría

Lo último que alguien espera cuando va al Bar Alegría es que su novia lo deje tras cuatro años de relación. Acudí a este lugar atraído por la promesa de que en su interior todo era felicidad y diversión, que los malos sentimientos no tenían cabida entre sus cuatro paredes, pero una cosa es la publicidad y, desgraciadamente, otra muy diferente es la realidad. Marisa me sentó en una mesa esquinada y sin ningún rastro de alegría me expuso los motivos por los cuales deberíamos dejar de vernos. Atónito ante lo que estaba pasando, enseguida exigí a los camareros que me trajeran el libro de reclamaciones, pero se negaron a hacerlo alegando que “no se podían meter en una relación de pareja”. Vergonzoso.

Rubén

Muchos creían que se había ido, que no lo volveríamos a ver, que quizás había cambiado y se había reformado. Otros aseguraban que Rubén nunca había sido tan malo como lo pintan, pero la única realidad es que esta semana Rubén ha vuelto a las andadas. Por suerte se le ha vuelto a caer la máscara a este personaje. En lugar de entregar el informe de cuentas a las 11.30, como siempre se ha hecho, lo ha entregado a las 11.15 alegando que el jefe de equipo se había expresado mal. Así que a partir de ahora todos los que no entreguemos los informes con 15 minutos de antelación quedaremos como unos vagos delante de los jefes. Cuánto daño haces, Rubén.

Temas: Humor