ECHAR RAÍCES

El serbal de Riudabella, un frutal de otra época

La especie ha quedado arrinconada y ya apenas se cultiva

Antonio Madridejos

El serbal o ’servera’ de Riudabella, en Vimbodí-Poblet.

El serbal o ’servera’ de Riudabella, en Vimbodí-Poblet. / A. MADRIDEJOS

Los serbales, 'serveres' en català, han desaparecido prácticamente de nuestros paisajes agrícolas y ahora son un frutal muy escaso, una pieza de coleccionista, pero hubo un tiempo no tan lejano en el que era habitual encontrar ejemplares cultivados junto a las casas de campo. Sus nutritivos frutos, que recuerdan a las peras aunque de carne más áspera, eran muy apreciados y con ellos también se hacían licores y mermeladas. El serbal de Riudabella, con unas dimensiones más que notables para la especie (2,33 metros de perímetro), quizá el mayor de toda Catalunya, es pues un superviviente de otra época.

El árbol, visible desde la carretera , sobresale entre los viñedos creando un hermoso paisaje con el castillo de Riudabella al fondo. Eso sí: si se accede en automóvil, es mejor dejarlo más lejos y llegar caminando porque no se puede aparcar en el arcén.

Localizador Google Maps de árboles singulares Echar Raíces-On Barcelona

Sorbus domestica

NOMBRE COMÚN: serbal, sorbo
NOMBRE EN CATALÁN: servera
ORIGEN: Europa meridional y occidental. Aunque mucho más escaso, también en África del norte y Asia menor
ANTIGÜEDAD: desconocida. Posiblemente un siglo
LUGAR Vimbodí i Poblet. En un arcén de la carretera T-700. A 4,3 kilómetros del monasterio de Poblet en dirección a Prades (a mano derecha)