Cine fantástico

El festival de Sitges 2021, en seis claves: entren sin miedo

Un fotograma de ’Censor’, de Prano Bailey-Bond

Un fotograma de ’Censor’, de Prano Bailey-Bond / El Periódico

6
Se lee en minutos
Julián García
Julián García

Periodista

ver +
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

Especialista en series, cine, música y cultura pop

Escribe desde Barcelona

ver +

No es casual que una película salvaje y revientamentes como 'Titane', de Julia Ducournau, conquistara la Palma de Oro en el último festival de Cannes. Tampoco es casual la estupenda acogida a la adaptación de Denis Villeneuve del clásico de la ciencia ficción 'Dune'. O que otro seminal ciclo de novelas espaciales, 'Fundación', de Isaac Asimov, deslumbre hoy en Apple TV+. O que dos de los bombazos que dan lustre a la oferta de series de Netflix sean 'Misa de medianoche' y 'El juego del calamar'… Nada de esto es casual porque el género fantástico es, desde hace años, la representación más intrépida, desafiante e imaginativa posible de la ficción audiovisual, sea cine o sea serie. Y el siempre inquieto festival de Sitges, que celebra su 54ª edición entre el jueves 7 y el domingo 16 de octubre, volverá a ser el gran caladero donde pescar lo mejor de ese mundo fantástico. Entren sin miedo. 

La mirada femenina

El festival se inaugura este jueves con ‘Mona Lisa and the blood moon’, de Ana Lily Amirpour. Aunque parezca mentira, es la primera vez en los 54 años de historia del festival que una mujer dirige la película inaugural, dolorosa deuda histórica que, hoy más que nunca, debía ser liquidada. Desde hace algunos años, la mirada femenina está revolucionando el cine de género y Sitges 2021, como no podía ser de otro modo, pone el foco en esta tendencia que no es moda pasajera, sino hecho felizmente incuestionable. Si en 2020 Sitges nos descubrió a Amy Seimetz con ‘She dies tomorrow’ y a Rose Glass con ‘Saint Maud’, en esta edición abre la puerta a jóvenes creadoras con primera o segunda película como Prano Bailey-Bond (‘Censor’), Charlotte Colbert (‘She will’), Camille Griffin (‘Silent night’), Stacey Gregg (‘Here before’) o Amelia Mos (‘Bloodthirsty’).

Fotograma de 'She will', de Charlotte Colbert

/ El Periódico

Sitges proyectará también dos de los títulos-bomba de la temporada, dirigidos, por supuesto, por mujeres: ‘Titane’, de Julia Ducournau, flamante Palma de Oro en el último Cannes, y ‘Earwig’, de Lucile Hadzihalilovic, premio del Jurado en San Sebastián. Solo un poco de agua al vino: la tendencia no parece apreciarse aún en el cine español, donde las directoras siguen extrañamente alejadas del cine de terror o fantástico.

La sección oficial

Como es de esperar y desear, el menú de Sitges, también el competitivo, recoge todos los sabores del fantástico. El 'folk horror' estará representado por películas como 'In the Earth', regreso de Ben Wheatley a su mejor forma psicodélica tras la prosaica 'Rebecca', o la esotérica e intrigante 'Lamb', de Valdimar Jóhannsson. Esta última es solo una entre muchas óperas primas prometedoras: véanse también 'Censor' (Prano Bailey Bond), 'Silent night' (Camille Griffin), 'The blazing world' (Carlson Young), 'Coming home in the dark' (James Ashcroft)… Pero también concursan autores de más recorrido, como el siempre visceral Fabrice Du Welz con 'Inexorable', Justin Kurzel con 'Nitram' o el más conocido como guionista Eskil Vogt con 'The innocents'. Además, tres maestros de la animación con estilos muy distintos: Mamoru Hosoda ('Belle'), Ari Folman ('¿Dónde está Ana Frank?') y Phil Tippett ('Mad god'). Nivel. 

Fotograma de 'Lamb', de Valdimar Jóhannsson

/ El Periódico

Las joyas del festival

En secciones paralelas, como de costumbre, mucho por explorar y descubrir. Seven Chances recupera películas inéditas de George A. Romero ('The Amusement Park') y el agitador underground brasileño José Mojica Marins ('A praga'). El apartado Documenta incluye películas sobre el 'found footage', la miniserie 'It', el 'folk horror', una obra de teatro amateur basada en 'Alien' o la simulación en la que, según algunos, vivimos sin percatarnos: ¿quién da más? De paso, asómense por Brigadoon para ver un documental (estadounidense) sobre nuestro cine quinqui: 'Blood in the streets: The quinqui film phenomenon'. Noves Visions traerá las apuestas más arty (atención a la provocadora 'The scary of sixty-first') y Anima't ofrecerá otra rica panorámica de la animación actual. Panorama Fantàstic refuerza su apuesta por el cine asiático y Midnight X-treme, por supuesto, no se anda con chiquilladas. 

Un fotograma de 'The amusement park', de George A. Romero

El Periódico

La oferta local

La sección oficial a competición contará con tres producciones hechas aquí; tres miradas inquietas, renovadoras, a cargo de tres directores debutantes en el largometraje: ‘El páramo’, de David Casademunt, atrayente propuesta de 'horror folk' con Inma Cuesta y Roberto Álamo sometidos a la visita de una aterradora criatura; ‘Visitante’, acercamiento de Alberto Evangelio a las realidades paralelas a partir de una pareja en crisis; y ‘Tres’, odisea sensorial en clave de ciencia ficción a cargo de Juanjo Giménez, flamante Palma de Oro al mejor cortometraje por ‘Timecode’.

Inma Cuesta, Roberto Álamo y Asier Flores, en una imagen promocional de 'El páramo'

El Periódico

Fuera del concurso, Sitges proyectará el estreno mundial del último trabajo de Álex de la Iglesia, ‘Veneciafrenia’, o cómo el director de ‘El día de la bestia’ se atreve a mezclar el ‘giallo’ con el ‘slasher’ a partir del viaje un grupo de turistas españoles a Venecia. También se podrán ver ‘La abuela’, el regreso de Paco Plaza al terror, estrenado en San Sebastián; ‘Y todos arderán’, segundo largometraje de David Hebrero; ‘Jacinto’, de Javi Camino; y ‘La pasajera’, de Raúl Cerezo y Fernando González.

Las retrospectivas

Los preciosos carteles de esta edición del festival, tanto el de la carta de naipes con doble cara de hombre y lobo como el de las cuatro fases de la sangrienta luna roja, son alusivos al leit-motiv de este año, el de la bestia interior, o la eterna dualidad entre lo humano y lo salvaje. Y para celebrarlo, el festival oficia una estupenda retrospectiva licantrópica que se abrirá con el clásico ‘El hombre lobo’, de George Waggner (1941), y que seguirá con títulos referenciales como ‘El bosque del lobo’ (Pedro Olea, 1970), ‘Nazareno Cruz y el lobo’ (Leonardo Favio, 1975), ‘El retorno del hombre lobo’ (Paul Naschy, 1981), ‘Aullidos’ (Joe Dante, 1981) y ‘Un hombre lobo americano en Londres’ (John Landis, 1981), estas dos últimas restauradas en flamante 4K.

Carteles del festival de Sitges 2021

El Periódico

El poder de las series

Noticias relacionadas

Aunque ya no recogidas en una sección propia (Serial Sitges), las series vuelven a tener un espacio importante en el festival. Este año se verán en primicia las 'Historias para no dormir' que Rodrigo Cortés, Rodrigo Sorogoyen, Paco Plaza y Paula Ortiz han dirigido basándose en episodios clásicos de la serie de Narciso Ibáñez Serrador; los dos primeros episodios de 'La sangre helada', de Andrew Haigh (“45 años”), drama de supervivencia en el Ártico sobre un joven cirujano (Jack O’Connell) enfrentado a un letal arponeo (Colin Farrell, nada menos), y el primer episodio de 'Chucky', la serie de Syfy que prorroga el legado del muñeco diabólico más allá de 'Cult of Chucky' (con credibilidad: el creador es Don Mancini, padre de la criatura). Títulos capaces de generar tanta expectación como cualquier obra cinematográfica. 

Imagen promocional de la nueva 'Historias para no dormir'

Prime Video