Festival de Málaga

'Operación Camarón': una irresistible comedia a ritmo de reguetón

  • Después de un estreno aplazado en varias ocasiones a causa de la pandemia, se presenta por fin la gran apuesta de Telecinco Cinema para este verano, una comedia ultrapegadiza, canalla y repleta de gags ocurrentes protagonizada por Julián López, Natalia De Molina y Nene.

Imagen promocional de ’Operación Camarón’

Imagen promocional de ’Operación Camarón’ / El Periódico

Se lee en minutos
Beatriz Martínez
Beatriz Martínez

Periodista

Especialista en cultura y cine

Escribe desde Madrid

ver +

'Operación Camarón' fue la primera película española que se pospuso antes de que se decretara el estado de alarma, a una sola semana de su estreno. Pocos días más tarde, estábamos todos confinados. Telecinco Cinema decidió retirar todos los proyectos que tenía pendientes de estreno en salas hasta que la situación se normalizase y, ahora, por fin, después de muchos meses de espera, 'Operación Camarón' se ha presentado en el Festival de Málaga antes de que se pueda ver en salas el próximo 25 de junio. 

La película es una adaptación de la comedia italiana 'Song ‘e Napule' y está dirigida por Carlos Therón, que ya logró alcanzar el equilibrio perfecto entre humor negro y 'thriller' macarra en 'Lo dejo cuando quiera'. Ahora vuelve a conseguir el milagro de que todas las piezas encajen en el lugar adecuado en una película en la que se mezclan los ritmos urbanos y el narcotráfico, en la que hay una banda de reguetón que se llama Los Lolos y en la que aparece una policía embarazada, la Pepa, que reparte bofetones a diestro y siniestro poniendo firme a subalternos y mafiosos. En definitiva, un cóctel irresistible, pegadizo y canallita en el que cada gag funciona a la perfección gracias a un reparto especialmente inspirado encabezado por Julián López, Natalia de Molina, Carlos Librado ‘Nene’ y Miren Ibarguren, entre otros. 

“Nos ha costado mucho sacarla adelante y cuando la terminamos… llegó la pandemia. Es un proyecto en el que llevamos trabajando desde 2013, así que nos hemos ido adaptando a las circunstancias. Por ejemplo, la banda de Los Lolos iba a tocar flamenquito pop, pero llegó la revolución de trap y cambiamos el estilo”, cuenta Carlos Therón. 

Pijo de Valladolid

En efecto, la música es fundamental en 'Operación Camarón'. Sebas (Julián López) fue un niño prodigio del piano y ha terminado siendo policía, así que lo reclutarán como infiltrado para que toque el teclado en el grupo cani que capitanea el Lolo (Carlos Librado ‘Nene’) y que cuenta con hitazos como ‘El hombre perfecto’, que perfectamente podría ser una de las canciones del verano. Así, dos universos totalmente diferentes chocarán entre sí y, el remilgado Sebas tendrá que metamorfosearse para parecer un chico de extrarradio, aprender a liar porros y a hacer trompos con el coche sin que se le note que es un pijo de Valladolid. 

“Sebas es un personaje encerrado en sí mismo y Los Lolos rezuman vitalidad y optimismo, se comen la vida a bocados, así que le enseñarán cómo salir de su caparazón. Junto a esta parte luminosa encontramos el lado oscuro de los narcos, con trazos más secos y duros para aportar un punto de thriller”, continúa Theron. 

El director es consciente de que el cine siempre va detrás de la realidad del momento, pero él y su equipo de guionistas (Josep Gatell y Manuel Burque, que también tiene un pequeño papel en la película) ha intentado captar el universo de las bandas callejeras y el perreo para dinamitar los prejuicios. “A estos músicos los veo como los herederos del movimiento punk en la era de las redes sociales. Tienen la misma rebeldía y mordiente y utilizan sus propios canales para promocionarse. Y lo más importante, conectan con el espíritu de los jóvenes”. Tanto la banda sonora como las canciones corren a cargo de Riki Rivera (que ganó en Goya gracias al tema principal de 'El niño'), que se involucró en el proyecto imprimiendo su estilo. 

Noticias relacionadas

Junto al universo masculino de Los Lolos (y de la policía) hay también dos mujeres de armas tomar, la Luci (Natalia de Molina), manager del grupo y la Pepa (Miren Ibarguren), la mal encarada inspectora que lo mismo siente nauseas por su avanzado estado de gestación que coordina todo un operativo antidrogas. “Hay una constante confrontación entre lo viejo y lo nuevo y, en ese sentido, son las mujeres, dentro de ese mundo testosterónico, las que ponen las cosas en su sitio con su determinación y su carácter. Son las que manejan de verdad el cotarro”, culmina Therón.