28 sep 2020

Ir a contenido

FUTURO INCIERTO

¿Qué será del Antic Teatre?

La amenaza de cierre planea sobre la sala de la combativa Semolina Tomic tras la negativa de la propiedad a renovar el actual alquiler

Marta Cervera

Aspecto de la sala Antic Teatre que reabrirá sus puertas a partir del 1 de sepriembre.

Aspecto de la sala Antic Teatre que reabrirá sus puertas a partir del 1 de sepriembre. / JORDI COTRINA

El Antic Teatre se ha ganado un lugar tanto en el barrio donde surgió en el 2003 - algunos vecimos han participado en varias de sus creaciones- como entre los amantes del teatro, la danza y la performance que descubrieron pronto esta singular sala con jardín situada en la calle Verdaguer i Callís, muy cerca del Palau de la Música. Julijana 'Semolina' Tomic (Osijek, antigua Yugoslavia, hoy Croacia, 1966), fundadora y directora de este espacio es una mujer de armas tomar que dio caña hace unas temporadas con  'Anarchy', espectáculo entre el orden y el caos en el que cada espectador descubría su vena punk gracias a una guitarra eléctrica.  "No nos queremos ir", señala Semolina dispuesta a presionar a las administraciones para que actúen. Su contrato de alquiler vigente se acaba en el 2026.  Pero la propiedad les ha propuesto renegociarlo a principios de este año alargándolo 15 años más y subiéndolo a 7.500 euros al mes, cinco veces más de la mensualidad actual, algo inasumible para una sala con 70 plazas que potencia la nueva creación  emergente. Artistas como Agnès Mateus, Conde de Torrefiel y Azkona&Toloza, tuvieron el respaldo de la sala cuando no eran tan conocidos. 

Sin interlocutores

"No hay diálogo con el propietario desde hace meses, no hay negociación alguna, no le interesamos. Del Ayuntamiento tampoco tenemos noticias", reconocía Semolina a este diario durante el Grec, festival en el que presentaron varias propuestas en 'streaming'. Las cosas no han cambiado , todo está parado. 'Semo' se pregunta qué criterio sigue el Ayuntamiento a la hora de salvar espacios culturales. "Las administraciones parecen no tener prisa porque el contrato actual es válido hasta el 2026 pero necesitamos estabilidad para poder trabajar a largo plazo". Tanto la Generalitat como  la Diputación están al tanto de la problemática. "¿Les importamos? ¿Qué criterios se siguen a la hora de proteger los espacios culturales de la ciudad?", se pregunta esta mujer que ha sido capaz de dar la vuelta a un espacio antes llamado 'el forat de les rates'.  #L'anticNoEsToca, #CulturaDeBAseBCN y #L'AnticTeatre, los tres ejes de su lucha, son lemas que pueden leerse a modo en un cartel colgado en un balcón del edificio junto a la entrada.

El teatro Tantarantana fue convertido en fábrica de creación, La Seca-Espai Brossa, también. A la Beckett, amenazada por la piqueta inmobiliaria, le cedieron el local de una antigua cooperativa en Poblenou mucho más amplio y espacioso que su sala en Gràcia. La Muntaner , el Club Capitol, antiguo 'Can pistoles', han desaparecido del mapa. Y el Apolo sigue cerrado, como el Arnau.

Quienes regentan el Antic lucharán para mantenerse donde están. Primero porque en el año 2008 se hizo una profunda reforma estructural del edificio para cumplir las normativas de seguridad y accesibilidad. Medio millón de euros presupuestados inicialmente que al final fueron casi el doble, de los cuales 700.000 fueron pagados con dinero público. Segundo, porque ese espacio ha sido siempre un imán para el asociacionismo que ha dado cabida al espíritu revolucionario y reivindicativo como el Círculo barcelonés de obreros San José y  la Agrupació Ciclista Independent, que todavía se reune allí y donde guarda algunos trofeos. Quizá por ello el Antic ha apostado por el ParlaMento ciudadano de cultura de barcelona que reivindica más transparencia en el reparto de recursos y la protección de aquellos espacios que no se adaptan al modelo actual. "El dinero público va a la élite", denuncia Semolina. 

A la espera de volver a reabrir la sala esta temporada tras los cinco meses de parón provocados por el covid-19, lo único que ha funcionado este verano ha sido el bar con consumiciones a precios razonabes en un tranquilo patio.

Listos para levantar el telón 

 Con la mitad del aforo permitido debido a la pandemia, todo se complica para el Antic que aún así retoma la programación la próxima semana. El 1 se septiembre abrirá el polifacético monologuista Roger Peláez que como es tradición actuará cada primer martes de mes. Después llegará 'WiCh', una contundente pieza contra los clichés de género enquistados, una original propuesta de teatro danza de Adoctrinades-Virginia Gimeno Folgado que planta un water en medio de la escena. Otros espectáculos cancelados por la pandemia se recuperarán a partir de septiembre y octubre. 

Temas Teatro