APAGÓN MUSICAL

Manel es un grupo de 12 personas sin ingresos

Radiografía de la situación de la agencia de 'management' Fina Estampa

Guillem Gisbert, en una actuación de Manel, en el Poble Espanyol, el pasado noviembre.

Guillem Gisbert, en una actuación de Manel, en el Poble Espanyol, el pasado noviembre. / FERRAN SENDRA

1
Se lee en minutos
Ramón Vendrell

Pequeña pero matona, Fina Estampa es la oficina de 'management' y contratación de Bremen, Manel, Maria Arnal i Marcel Bagés, Joan Garriga, Mishima, Enric Montefusco, Quimi Portet, Sisa y Nacho Umbert. Contando solo los muy optimistas 15 días de alarma decretados por el Gobierno, ha perdido Fina Estampa dos actuaciones de Manel, cuatro de Enric Montefusco, una de Mishima y tres de Joan Garriga en Estados Unidos.

Manel son cuatro músicos y cinco técnicos; Enric Montefusco son cuatro músicos y dos técnicos; Mishima son cinco músicos y cuatro técnicos; Joan Garriga son cuatro músicos y dos técnicos. ¿Por cuánto hay que multiplicar a escala nacional? Da vértigo solo pensarlo.

Noticias relacionadas

«Por suerte somos una estructura pequeña», dice Gerardo Sanz, director de Fina Estampa. Tres personas que añadir a la lista de 'caídos'. «Nos estamos preparando para un mínimo de un mes y medio sin ingresos», añade. Un mínimo.

Hay una inversión ya hecha en los bolos cancelados. En tiempo y publicidad y reservas de hoteles, por ejemplo. El seguro no contempla en la cláusula de fuerza mayor la situación actual. Y, claro está, no se está vendiendo ni una entrada para las actuaciones previstas más allá del confinamiento inicial y que ahora mismo penden de un hilo (raído). Maria Arnal i Marcel Bagés debían presentar su nuevo espectáculo en el Sónar. «Vamos a ver», dice Sanz.