Ir a contenido

El sueño de muchos

La fuente pública de cerveza en Eslovenia es la envidia de todo el mundo

Esta es la primera en su tipo y además de ser un gran atractivo turístico, también intenta apoyar a los productores de lúpulo locales y su tradición cervecera

El Periódico

La famosa fuente de cerveza de en la ciudad de Zalec, Eslovenia.

La famosa fuente de cerveza de en la ciudad de Zalec, Eslovenia.

Cuando la cerveza es más codiciada que el agua, no hay más remedio que poner una fuente para que las personas puedan beber de ahí y en la ciudad de Zalec, Eslovenia, este sueño ya se hizo realidad y es la primera localidad en el mundo que tiene este servicio y que ya es uno de sus  atractivos turísticos.

Así, con una fuente pública de donde sale cerveza en lugar de agua, este lugar se ha convertido en el destino que muchos quieren conocer y esta iniciativa ha asombrado al mundo, en un país que además de todo, tiene una encantadora capital, bellos y ahora Eslovenia le ofrece al mundo un atractivo más.

Esta fuente pública de donde brotan chorros de cerveza tuvo un presupuesto de 350.000 € y para sufragar los gastos, el Ayuntamiento cargará con la mitad de los costos y el otro 50% restante será de las aportaciones voluntarias y de las asociaciones comerciales locales.

Una ciudad cervecera

Zalec se ubica a una hora de Liubliana, la capital de Eslovenia, y esta región se conoce como el Valle de la Baja Savinja o el “valle del oro verde”, debido a la abundancia de plantaciones de lúpulo que rodean a la ciudad y de empresas cerveceras que se nutren de esta materia prima, con lo cual esta fuente pública también se apoya a los productores locales.

Y aunque es una propuesta novedosa, la idea parece surgir de una fuente parecida en la ciudad de Rogaška Slatina, pero que tiene un surtidor del que brota agua mineral gratis para los huéspedes de un hote, pero acá en Zalec el principal atractivo es precisamente el milagro de transformar el agua en cerveza.

Todo bajo supervisión

Pero eso sí, la bebida será controlada y la gente solo podrá beber frente a un maestro de ceremonias central, que controlará tanto la presión de los barriles como que nadie se quede pegado al cañero. Y los visitantes que quieran visitar la fuente de la cerveza, deberán abonar 6€ y tendrán a cambio una jarra de recuerdo y un bono para rellenar 3 vasos de cerveza para consumirla cuando ellos lo prefieran.

La fuente no se sabe cuánto tiempo estará funcionando y si el proyecto será sostenible, lo que es cierto de momento es que la noticia le ha dado la vuelta al mundo y para los que se preocupan por su salud, algunos estudios realizados por el Instituto de Ciencias de la Facultad de Medicina Clínica Alemana, en Santiago de Chile, han demostrado que consumir cerveza de manera regular y moderada, alivia mucho el estrés y provoca más eficacia en nuestro metabolismo. Así que hay que viajar a Zalec para disfrutar de esta experiencia única.

Temas: Eslovenia Viajes