Ir a contenido

ciclo de actuaciones

Ignasi Terraza, mover y conmover

El pianista presenta cinco proyectos distintos en el Festival de Jazz de Barcelona

Roger Roca

Ignasi Terraza.

Ignasi Terraza.

"Si estoy escuchando un disco de jazz y pasa mucho rato sin que se me mueva el pie, echo algo en falta. Busco cosas que me conmuevan pero que también me muevan", resume Ignasi Terraza, a quien el Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona dedica este año su 'retrato de artista'. En total, cinco fechas en las que el pianista presentará distintos proyectos, algunos de ellos inéditos en la ciudad. "Es un reconocimiento y un reto. Y hace ilusión ver que en este punto de tu carrera tienes varias cosas que ofrecer". Cada formación tiene su propia personalidad, pero en todas está la voluntad de hacer una música accesible, comunicativa, sofisticada y siempre con raíces en el swing. "Quiero contar historias que capten la atención, que conmuevan. Transmitir la alegría de vivir a través de la música".

El primero de esos cinco conciertos le reúne este miércoles en Luz de Gas con el contrabajista francés Pierre Boussaguet y el batería norteamericano Victor Jones. Desde que su carrera despegó a finales de los años 90, Terraza se ha emparejado a menudo con Boussaguet. "Es de los mejores bajistas con quien he tocado jamás. Y cada vez que nos juntamos es como empezar de nuevo, porque esta es la gracia del jazz". Con Jones, percusionista, se encontraron por primera vez el lunes para grabar durante dos días el repertorio que presentan en el festival. Repite en la misma sala el 22 de noviembre como invitado en un homenaje al saxofonista Dexter Gordon, icono del jazz de los años 60. La dirección del concierto corre a cargo del artífice de la Sant Andreu Jazz Band, Joan Chamorro. "Joan busca siempre un equilibrio entre lo clásico y lo moderno que le permite llegar a mucha gente. Por eso sintonizamos y llevamos tanto tiempo tocando juntos". El concierto cuenta con la participación de la viuda del saxofonista, Maxine Gordon, que ha ayudado a elegir el repertorio y presentará en Barcelona la biografía que ha escrito sobre su marido.

Dedicatoria a Tete, un referente

El 29 de noviembre, en Luz de Gas, el pianista de Barcelona presenta 'Looking back and moving forward', un disco de composiciones propias dedicadas a algunos de sus artistas preferidos, a trío y con el joven saxofonista italiano Luigi Grasso como invitado. "Son canciones dedicadas a gente que admiro. Frank Wess, que fue un buen amigo, Jobim o el trompetista Clark Terry. Hay un blues dedicado a Tete Montoliu que en cierta forma siempre fue un referente personal", explica el pianista, que perdió la vista a los 9 años. "Estilísticamente, cuando empecé, no era una de mis influencias. Pero ahora lo admiro personal y musicalmente".

El 5 de diciembre, en la sala 3 del Auditori, se reencuentra con el armonicista madrileño Antonio Serrano para tocar a dúo estándares de jazz, clásicos de la música latina y algún bolero. "De Antonio me admira que con un instrumento tan pequeño pueda llenar una sala y transmitir tanto. Con el dúo no se trata de hacer cosas muy nuevas sino de un conseguir diálogo, de comunicar".

A eso mismo aspira el pianista en su colaboración con la cantante, trompetista y saxofonista Andrea Motis, estrella indiscutible del jazz local y pieza fija del festival desde el 2011. Antes incluso de que Motis diera el salto a la fama Terraza era el pianista de todas sus formaciones, y el 12 de diciembre debutan a dúo en el Palau de la Música. "Con Andrea llevamos más de diez años trabajando juntos y nos conocemos muy bien. El dúo es exigente para los dos y no  lo haríamos si ella no fuera una musicaza. A pesar de su juventud tiene una madurez musical que muchos veteranos querrían".