Ir a contenido

REEDICIÓN

Los camioneros de Espinàs vuelven a la carretera

La Campana recupera la novela 'Combat de nit', publicada en 1959, uno de los títulos más celebrados de su autor

El Periódico

Josep Maria Espinàs, en 1957.

Josep Maria Espinàs, en 1957.

En 1958, cuando los libros de ficción se escribían a mano en los cafés, Josep Maria Espinàs (Barcelona, 1927) se instaló en una mesa del Bar Salduba de la Gran Via (hoy Café Doré) para redactar 'Combat de nit', la séptima novela de su prolífica carrera literaria. "Probablemente, la más conseguida de todas las que he escrito", afirmaría el autor varias décadas después; con seguridad, la más impregnada de realismo social, en opinión coincidente de la crítica de la época.

Han pasado 60 años desde aquel impulso creador (la obra vio la luz finalmente en julio de 1959) y la editorial La Campana acaba de reeditar 'Combat de nit', que hoy sigue siendo la novela más celebrada de Espinàs y es considerada uno de los títulos más innovadores de la narrativa catalana de los años 50 y 60.

Un trozo de vida

"L’home dona un cop d’ull a les tapes que s’arrengleren damunt del taulell. El bacallà arrebossat, les carxofes de llauna, les banderilles d’ou dur i anxova". Con este pasaje de vívido costumbrismo se abre el relato de la vida en la carretera de unos camioneros en lucha con la mecánica; una obra que alterna los monólogos interiores de los personajes y las descripciones de los lugares que visitan con la crónica judicial de un accidente. Ese tipo de viñetas tan apegadas a la realidad hizo decir a Josep Faulí, en el prólogo a la segunda edición, publicada en 1971 por Proa, que 'Combat de nit' "es un trozo de vida normal y cercana amasada con ingenio literario".

Isabel Martí, editora de La Campana, sostiene, en declaraciones a Efe, que esta es una novela "muy moderna, como un viaje de ida y vuelta, en la que se intercalan catalán y castellano, lo que no era nada usual en su momento". A su juicio, Espinàs, que la pasada semana cumplió 91 años y con su columna diaria en EL PERIÓDICO DE CATALUNYA se mantiene como el decano del articulismo en Catalunya, es el escritor que "moderniza la lengua catalana en los años 50 y el que mejor retrata esa década". Martí destaca que la obra mezcla con acierto "un existencialismo muy de la época con una suerte de realismo social italiano".

Delibes saludó el libro como "una novela reportaje comparable a las de Hemingway"

Cuando 'Combat de nit' se publicó por primera vez, Salvador Espriu la equiparó, "por su consistencia", a las obras de Antoine de Saint-Exupéry y de Georges Simenon, mientras que Miguel Delibes la saludó como "una novela reportaje comparable a las de Ernest Hemingway". Precisamente, Delibes tuvo un insospechado papel en la confección del libro: a fin de conocer de primera mano los detalles de la vida en la carretera, Espinàs se presentó en un bar concurrido por transportistas y conoció a dos camioneros que se ofrecieron a compartir con él un viaje de ida y vuelta a Valladolid: 22 horas de "respetuosos silencios y palabras justas", como escribió en una columna en este mismo diario. En la ciudad castellana, el escritor durmió en una pensión con los transportistas y al día siguiente, mientras ellos descargaban y cargaban, aprovechó para comer con Delibes y compartir con él su experiencia.

La novela, que Espinàs acabó de escribir en diciembre de 1958, está dedicada a su "amigo T-7440". No es un androide, sino el camión en el que viajó a Valladolid.