Ir a contenido

ESTRENO TEATRAL

Guerra de sexos en el Condal

Carol López se alía con Sergi Belbel y Marc Parrot para convertir en musical el clásico 'Homes!' de T de Teatre

Anna Barrachina, Agnès Busquets, Mireia Portas, Alba Florejachs y Glòria Sirvent protagonizan esta comedia sobre hombres y mujeres

Marta Cervera

Las T de Teatre triunfaron en 1994 con 'Homes!', una comedia que diseccionaba el mundo masculino. Este lunes, en el Teatre Condal, la directora Carol López, aliada en la dramaturgia con Sergi Belbel (que ya colaboró en el primer montaje), recupera la esencia de aquel espectáculo en 'Homes. La comèdia musical' y lo convierte en un musical junto con el imaginativo cantante Marc Parrot como compositor.  

En esta ocasión son Anna BarrachinaAgnès BusquetsMireia PortasAlba Florejachs y Glòria Sirvent, cinco actrices muy distintas entre sí y con una enorme química entre ellas, quienes se encargan de tomarle el pulso a la masculinidad en el siglo XXI. ¿Qué significa ser hombre hoy? ¿Qué ha cambiado en sus relaciones con las mujeres? "Por desgracia, más bien poco", admite Belbel. Tanto él como Subirós están encantados del trabajo realizado con Parrot.

HOMBRES DESORIENTADOS 

"Cuando Focus me propuso este proyecto, me lancé al saber que trabajaría con Parrot", admite la directora que, como Belbel, alaba el talento del músico y su capacidad para adaptarse a las exigencias del teatro. López quería hacer algo un punto cabaretero, de ahí que haya tanta variedad de estilos musicales, desde un tango a música disco o rap, así como guiños al cine y la televisión. "Aunque haya canciones, este no es un musical al uso", reconoce López. La obra se estructura a partir de una sucesión de escenas breves y números cantados y bailados por actrices vestidas en blanco y negro, con atuendo masculino y zapatos de tacón.  

Aunque López le saca mucho jugo a la actual desorientación del macho ibérico, también ofrece el punto de vista de ellos respecto a las mujeres a través de un abanico de situaciones cotidianas. "Somos diferentes y no pasa nada. Mejor reírnos de ello", lanza la directora. "Pero nosotras somos mucho más complicadas que ellos, le damos muchas más vueltas a todo", admite.

Pese a los más de cuatro lustros transcurridos desde el estreno del montaje original, poco han evolucionado las cosas, destaca Belbel. "Este es un tema que no se agota pero me deja perplejo lo poco que se ha avanzado en estos 22 años. Y añade: "Lo he pasado muy bien colaborando con Carol. Igual que T de Teatre, ella tenía muy claro qué buscaba y yo solo he sido un 'machaca' otra vez, como entonces".

El autor y director considera que este tipo de espectáculos es más necesario que nunca después de ver cómo los ultracatólicos salen a la calle dispuestos a dar lecciones de sexo montados en un autobús naranja o del polémico discurso misógino de un parlamentario polaco en la Eurocámara. Carol López, siempre alerta, ha incluido ya varios cambios en la obra para reflejar la actualidad.

CINCO ESTILOS DE MUJER

"Buscaba crear un grupo de mujeres en el que todas fueran diferentes y tuvieran personalidad propia", explica la directora, encantada con Barrachina (con muchas horas de vuelo en La Cubana), Agnès Busquets, Mireia Portas y Alba Florejachs (actrices todoterreno curtidas en programas de humor como 'Polònia') y la alicantina Glòria Sirvent. Con estas intérpretes, nunca faltaron las ideas a la hora de improvisar. Más bien al contrario.

Aunque el origen de la propuesta se centra en la crisis del modelo masculino en una sociedad moderna en el que las mujeres intentan empoderarse, la directora también pone la lupa en "épocas no tan lejanas", como la España de la Señora Francis.

Casi todo el material es nuevo. El único número conservado del original de las T de Teatre es 'Ramon', en el que un hombre que lee el periódico (Alba Florejachs asume ahora el rol que Míriam Iscla hizo en su día) discute con su mujer, interpretada a cuatro voces por el resto del reparto.  

REIVINDICACIÓN, LA JUSTA

López utiliza el humor para demostrar que las mujeres son guerreras. "No puedes mantener un tono reivindicativo todo el rato. Es más interesante invitar a la gente a reír y a soñar", afirma la directora. La puesta en escena cuenta con una escenografía despejada y elegante. "Hay una dramaturgia del espacio. Empieza más clásico como en un teatro de toda la vida, con cortinas de terciopelo rojo, y acaba convertido en una discoteca".

Más allá de las canciones y la crítica a la actualidad, el toque cabaretero lo pone también la interacción del público con las actrices que bajan de vez en cuando a la platea. "¡Estamos en el Paral.lel!", exclama Belbel.

El dramaturgo está encantado con la fuerza y la frescura de la nueva versión. Estos últimos meses anda de un feminista subido entre este musical y la dirección en el TNC de 'La senyora Florentina i el seu amor Homer', de Mercè Rodoreda. "Es curioso que en ambas obras haya una temática común sobre los hombres: una desde el punto de vista literario y otra desde una propuesta más teatral". La reflexión de Rodoreda en 'La señora Florentina', hace poco más de un siglo, era premonitoria: "Ya entonces destrozaba el mito romántico del príncipe azul e invitaba a las mujeres a tomar las riendas de su vida".    

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.