Ir a contenido

RODAJE EN BARCELONA

Cuando la semana se apaga

El hotel El Palace ha acogido el rodaje de 'La enfermedad del domingo', producción de Zeta Cinema dirigida por Ramón Salazar y coprotagonizada por Bárbara Lennie

Juan Manuel Freire

Ramón Salazar, con las actrices Susi Sánchez (en el centro) y Barbara Lennie, en el rodaje de La enfermedad del domingo.

Ramón Salazar, con las actrices Susi Sánchez (en el centro) y Barbara Lennie, en el rodaje de La enfermedad del domingo. / JULIO CARBO

El pasado día 20 arrancó en Barcelona el rodaje de 'La enfermedad del domingo', nueva película del guionista y director malagueño Ramón Salazar, que se dio a conocer en el 2002 con 'Piedras'. Unos días después, y dado que la filmación en el Hotel El Palace se ha desarrollado de seis de la tarde a seis de la mañana, en las caras de sus actrices principales se advierte tanto entusiasmo como sueño. Pero sobre todo lo primero, eso por supuesto.

"Yo odio rodar de noche", dice Bárbara Lennie. "Nunca me acostumbro. A veces leo guiones y si hay mucha noche… [Suspiro]. Ya me veo sufriendo". Su compañera, Susi Sánchez, con la que hace unos años ya coincidió en 'La piel que habito', está de acuerdo en que es antinatural. "Llega un momento en que te da un bajón muy fuerte, pero si remontas, podrías estar rodando tres días seguidos".

Si ambas dijeron que sí fue por la calidad del guion. Su calidad y su ambigüedad. (Bárbara): "En este rodaje todo el mundo habla del guion, nos preguntamos unos a otros cómo vemos una idea o la otra. Pasa un poco como con el guion de 'Magical girl' [la película que valió a Lennie el Goya a la mejor actriz hace dos años], que sin saber muy bien por qué te provocaba algo dentro, te llegaba".

JULIO CARBÓ

Ramón Salazar, en el rodaje de 'La enfermedad del domingo'.

De la historia que cuenta 'La enfermedad del domingo' poco se sabe, debido a la voluntad de su autor. Los escasos medios invitados al rodaje, que después se traslada al sur de Francia, ni siquiera pueden retratar a Susi Sánchez con el 'look' que luce en la cena de gala que esta tarde-noche filman en un gran salón de El Palace. Es en esa cena donde Chiara, el personaje de Lennie, se vuelve a encontrar con su madre Anabel, encarnada por Sánchez, quien la dejó abandonada un domingo de 35 años atrás. Chiara le pasa un papel y se dispara la acción.

EL BLUES DEL DOMINGO

Feliz con su profesión, Ramón Salazar no tenía ni idea de que la tristeza dominical -el 'Sunday blues' en el mundo anglosajón- era un mal extendido entre la mayor parte de la población. Para él era algo ligado a la infancia. "Recuerdo tener, en la época del colegio, esa sensación de apagarse que llegaba con la tarde del domingo, cuando ya era tarde para arrancar nada y solo podías dejarte ir y entrar en la siguiente semana. Era un momento muy marcado por la caída del sol. Y por la sintonía de unos dibujos animados concretos".

JULIO CARBÓ

Ramón Salazar, con Bárbara Lennie, en el rodaje de 'La enfermedad del domingo'.

Para Chiara/Lennie, esa 'enfermedad del domingo' se convierte en constante vital cuando su madre decide no volver a casa. "Mi personaje ha tenido una vida bastante complicada", cuenta Bárbara, quien hace de mujer de 43 años pese a tener 32. "Le ha costado salir del lugar del abandono". Susi Sánchez completa un poco la trama: "Mi personaje ha tenido un pasado bastante complicado del que ha tratado de huir. Pero ese pasado vuelve a su vida en un momento dado y le trae la oportunidad de vivir una experiencia de redención por un error que cometió". El enorme actor argentino Miguel Ángel Solá encarna a Bernabé, el marido de Anabel, "un personaje de acompañamiento, sin importancia dentro de la película", en sus palabras humildes.

CLASICISMO RETORCIDO

Además de cineasta sin miedo al riesgo, Salazar es experto guionista por encargo: adaptó a Federico Moccia para 'Tres metros sobre el cielo' y 'Tengo ganas de ti' y ayudó a Violetta a dar el salto al cine. ¿Cómo se comunican en su interior el artista y el artesano, el explorador y el cultivador de fórmulas? "Esta nueva película tiene una estructura clásica y obedece al viaje del héroe, pero aquí ninguna de las dos es una heroína. Tampoco hay grandes golpes de efecto. La base clásica está ahí pero no se nota". 

0 Comentarios
cargando