Ir a contenido

Cinco interpretaciones 'made in Murray'

Rafael Tapounet

Bill Murray, en Cazafantasmas.

Bill Murray, en Cazafantasmas.

'TOOTSIE'. Sidney Pollack, 1982
El compañero impávido

Dustin Hoffman presionó para que el papel de su compañero de piso se lo llevara Bill Murray. "Mientras que la interpretación de Hoffman  estaba llena de aspavientos, Bill brindó un contrapunto perfecto de impavidez –escribe Gavin Edwards–. Se dio cuenta de que nada de lo que hiciese eclipsaría a Hoffman vestido de mujer". De modo que se dedicó a hacer cosas como pedir un plato de rodajas de limón y comérselas en segundo plano sin dar explicaciones.


'CAZAFANTASMAS'. Ivan Reitman, 1984
El científico mordaz

Murray llegó al plató de 'Cazafantasmas' recién salido del rodaje de 'El filo de la navaja' en los monasterios del Himalaya. "Hace diez días estaba trabajando con los lamas de las alturas dentro de una gompa –comentó– y ahora me dedico a eliminar fantasmas de los supermercados y ponerme cosas viscosas en el cuerpo. ¿Qué diablos hago aquí?". Lo que hizo fue crear el memorable personaje de Peter Venkman, "un tipo que salva Nueva York de un dios vengativo sin despeinarse siquiera".


'ATRAPADO EN EL TIEMPO'. Harold Ramis, 1993
El cínico enamorado

Gavin Edwards apunta que la comedia más lograda de Harold Ramis "no tendría sentido sin un actor capaz de dar credibilidad tanto a llenarse la boca de bizcocho como al romance que mantiene con Andie McDowell". Murray está simplemente perfecto en el papel del metereólogo Phil Connors pese a tener que rodar la película mientras su matrimonio se iba a pique de forma clamorosa y su relación personal con Ramis se deterioraba hasta un punto de no retorno.


'LOST IN TRANSLATION'. Sofia Coppola, 2003
La estrella insatisfecha

"Mi película favorita de todas las que he hecho", declaró Bill Murray en su día. Algunas de las escenas más graciosas se eliminaron en la sala de montaje, lo que demuestra que ni a la directora ni al actor les interesaba la tecla de la comedia. A cambio, Murray encuentra el tono justo al personaje de Bob Harris, la estrella de cine asfixiada en un matrimonio infeliz y aturdida en una ciudad extraña que entabla una relación llena de deseo no consumado con Scarlett Johansson.


'LIFE AQUATIC'. Wes Anderson, 2004
El oceanógrafo hastiado

Wes Anderson, que ya había trabajado con Murray en 'Academia Rushmore' y 'Los Tenenbaums', consiguió lo impensable: que el actor se embarcara en un rodaje de cinco meses en exteriores, apareciendo en prácticamente todas las escenas. "Más vale que esta sea la mejor peli de la historia –dijo Murray–, porque si no lo es voy a matar a Anderson. Es hombre muerto". La película no funcionó. Bill Murray no solo perdonó la vida a Anderson, sino que volvió a trabajar con él. 

Temas: Libros Cine

0 Comentarios
cargando