Ir a contenido

EL FESTIVAL DE MÚSICAS AVANZADAS

Recuerdos del futuro en Sónar+D

El algoritmo de inteligencia artificial como prescriptor de nuestros gustos musicales se convierte en rey del debate en Sónar+D

Julián García

Instalación ’The Time Keeper’, de Domestic Data Streamers, en el Sónar+D.

Instalación ’The Time Keeper’, de Domestic Data Streamers, en el Sónar+D. / JULIAN GARCIA

Cada lunes, Spotify ejerce un acto de magia con su lista de descubrimiento semanal. Con una precisión asombrosa, la lista, personalizada para todos y cada uno de sus millones de usuarios, es capaz de acertar la música que nos gusta y, sobre todo, la que nos va a gustar. El secreto es el algoritmo, que vendría a ser la pócima con la que Spotify compara los hábitos de escucha de usuarios con gustos similares para realizar así recomendaciones de alta precisión. El algoritmo es este año el rey del Sónar+D, ese zoco de inventores, creadores y pensadores que, a modo de efervescente ‘Tomorrowland’ de la cultura digital, se celebra en paralelo al Sónar. En una época de sobresaturación informativa, ¿ha muerto el factor humano en la prescripción cultural? ¿Preferimos la recomendación de un algoritmo capaz de predecir nuestros gustos que la del tradicional experto en la materia que nos separaba el grano de la paja? Un debate del que Sónar+D ha lanzado este jueves algunas pistas.

Matt Ogle y Ajay Kalia son defensores del algoritmo. No en vano, son los gurús de la lista de descubrimiento semanal y de los “taste profiles” de Spotify. La pareja ofreció una charla este jueves en la que defendió el carácter “humano y natural” de la lista. Inteligencia artificial, sí, pero con alma, un poco al estilo del sintezoide Vision de 'Los Vengadores'. En  el mismo espacio, una hora después, Jeff Smith, jefe de música en BBC Radio 2 y BBC 6 Music, apoyaba el papel humano y de la radio como medio prescriptor por excelencia.

EMOCIONES Y PRECOGNICIÓN

Con el combate necesariamente nulo, y unos metros más allá, el colectivo catalán Domestic Data Streamers daba el toque humano a la perfección algorítmica de Spotify mediante la instalación 'The Time Keeper'. “Una canción puede estar conectada para siempre a un recuerdo, pero… ¿y si se pudiera hacer al revés? ¿Y si estableciéramos una conexión entre un momento futuro y una canción que todavía desconocemos?”, se pregunta Rosa Monge, una las responsables de la instalación. A medio camino entre el colorista universo de canicas emocionales de ‘Del revés’ y la precognición de ‘Minority report’, la misteriosa máquina de 'The Time Keeper' es capaz de ofrecer al usuario la canción soñada para el momento perfecto. “Tú un día expresas el deseo de ir a Menorca. Al cabo de tres meses vas a Menorca y nosotros te proporcionamos la canción ideal para ese momento", afirma Monge. Recuerdos del futuro en Sónar+D.

El algoritmo sabe lo que te gusta y lo que te gustará, pero, no conforme con ello, parece dispuesto a convertirse también en creador artístico. Uno de los estands del MarketLab de Sónar+D es el del Barcelona Supecomputing Center (BSC), especializado en computación de altas prestaciones. Su propuesta para este año es el llamado 'Algorritmo', una creación musical en tiempo real que será compuesta a medias entre las propuestas y opiniones de los asistentes al festival y el propio algoritmo de inteligencia artificial. "No sabemos qué saldrá", explica con una sonrisa uno de sus responsables, Fernando Cucchietti. Pero algo saldrá, que nadie lo dude. El algoritmo no descansa.

Temas: Sónar Música