FESTIVAL DE NOVELA POLICIACA

El 'Pistorius' de Michel Bussi: ¿chivo expiatorio o asesino y violador?

El autor de 'No lo olvides jamás' forma parte de la nueva generación del Polar francés junto a Lemaitre y Minier, presentes en BCNegra

El escritor francés Michel Bussi, autor de ’No lo olvides jamás’, que participa en el festival BCNegra, este lunes en Barcelona.

El escritor francés Michel Bussi, autor de ’No lo olvides jamás’, que participa en el festival BCNegra, este lunes en Barcelona. / JOSEP GARCIA

Se lee en minutos

Todo depende del prejuicio con que se lea. Un “pobre moro lisiado”, como se autodefine, no sin ironía, el protagonista de ‘No lo olvides jamás’ (Debolsillo) es en realidad un joven francés de origen marroquí, al que la falta de una pierna, que suple con una prótesis, no le impide entrenarse para correr el ultra-trail del Mont Blanc ni vivir una historia de amor. “Escribir sobre racismo o de su discapacidad no es el objetivo del libro. No pretendo hacer crítica social”, advierte, marcando distancias con la novela policiaca escandinava, el francés Michel Bussi (1965), que con más de un millón de ejemplares es uno de los cinco autores más vendidos en su país, junto con su colega Pierre Lemaitre, ganador del Goncourt y creador de la serie de Camille Verhoeven. Ambos participan en BCNegra junto a Bernard Minier (‘No apagues la luz’), como representantes de (con permiso de Fred Vargas), un regenerado género negro, el Polar (uno de cada cuatro libros publicados en Francia es novela negra). 

Pero a Bussi se le hace difícil decir qué tienen en común estos nuevos autores, entre los que también pisan fuerte Olivier Truc y Franck Thilliez. “No tenemos la sensación de que estemos revolucionando la novela negra en Francia. Tenemos tanta diversidad de temas y estilos… Pero sí escribimos distinto de los nórdicos, mezclando la tradición francesa con una escritura bastante literaria y un punto poética, que no se dirige solo a la eficacia narrativa. Son historias bastante sofisticadas y hemos admitido los códigos del negro americano, con capítulos cortos, más acción y sexo”.

CASO PISTORIUS

Politólogo y profesor de geografía en la Universidad de Rouen, a Bussi le gusta “jugar a despistar al lector y llevarlo al límite”, de ahí el personaje de Jamal, ¿chivo expiatorio o asesino y violador? “Él se dirige al lector directamente y le dice 'cree en mí, confíe en mí, no estoy loco, soy inocente'. Y al principio le cree, pero los hechos van en su contra y acaba dudando”. Imposible no recordar el caso del atleta paralímpico Oscar Pistorius, que mató a su novia. “Ya tenía a Jamal cuando pasó –sonríe-. Fue azar que compartan esa sensación ambigua, esa confusión, de alguien que admiras y luego odias, porque Pistorius era muy popular en Sudáfrica, un modelo, y al principio la gente le creyó incapaz del crimen pero luego se sintió estafada porque vio que había usado su discapacidad como coartada”.

LOCURA

A Bussi no le interesan los asesinos en serie sino “las personas normales y corrientes que en un punto de locura pueden tener comportamientos no corrientes” y le “aburren” las series. “Soy una excepción en la novela negra, que suele expresarse con protagonistas o héroes recurrentes. Me gusta que el lector no sepa qué encontrará cuando abra el libro, qué le pasará al personaje. No quería un héroe concreto y a Jamal ya le he exprimido, he contado toda su vida desde la infancia. La novela queda terminada. De hecho de Agatha Christie me gustan las historias en las que no sale Poirot, son más originales y desestabilizadoras”.

‘No lo olvides jamás’

 (150.000 ejemplares vendidos en un año en Francia y derechos a 30 países) saca el título del llamamiento de las familias de las víctimas, de las que analiza toda una galería de sentimientos y reacciones de odio, necesidad de justicia, perdón y recuerdo. “Muchos allegados se organizan en grupos de contrainvestigación para no olvidar a sus víctimas. No me he planteado qué sentiría yo en su lugar. Creo que intentaría no caer en el odio pero es imposible saber cómo reaccionarías”.

ATENTADOS ISLAMISTAS EN FRANCIA

Te puede interesar

No rehúye Bussi hablar de los atentados islamistas en su país. “Jamal dice ‘soy musulmán en un país que no lo es y me da igual’. No es practicante. Se siente francés. Yo tengo muchos amigos de origen magrebí y están perfectamente integrados, no todos practican la religión y muchos están hartos de la asociación de ideas entre islamismo, musulmanes y personas de origen árabe, que es algo peligroso y explosivo. Yo creo en los estudios serios que demuestran que la mayoría de musulmanes están integrados en la sociedad francesa. La radicalización es muy individual y se debe no tanto al fanatismo religioso como a problemas identitarios de adolescentes, mayormente chavales de clase media. 

  

Temas

BCNegra