09 jul 2020

Ir a contenido

Aumenta el número de lectores pero baja la compra de libros

El estudio de hábitos de lectura realizado por los editores catalanes señala, también, el crecimiento del soporte digital

ERNEST ALÓS / Barcelona

El e-book, otro soporte para la lectura

El e-book, otro soporte para la lectura / Usuario de e-book

El número de lectores en Cataluña ha crecido en los últimos cuatro años un 3,4 % y la frecuencia de lectura se incrementó en un 3,2 %, pero el hábito de compra de libros en general bajó un 4,3 %, según el estudio 'Hábitos de lectura y compra de libros en Cataluña en 2013'. 

Los catalanes cada vez leen más, y no solo comunicaciones online sino también libros. Esa es el lado bueno de la situación para los editores catalanes, que ayer presentaron su estudio anual de hábitos de lectura, los datos del cual, según su presidente, Daniel Fernández, «desmienten los augurios apocalípticos sobre el libro». Eso sí, otra cosa es que los compren. El crecimiento de la lectura, según la encuesta, viene de la mano de las descargas gratuitas de contenidos de internet y del incremento de los préstamos en las bibliotecas.

La lectura de contenidos digitales (desde diarios a webs o blogs) ha subido del 47,7% de la población al 64,9% en solo tres años. Pero si nos ceñimos a la lectura de l libros (sean impresos o digitales) hay también un moderado incremento, no solo de lectores sino sobre todo de lectores frecuentes, que pasan del 45,5% del 2010 al 48,7% del 2013. Los lectores de libros digitales (que no dejan de serlo de libros de papel) son ya el 19,3% según el estudio.

¿Pero si la lectura sube y la compra de libros bajal –un 14% en el 2013, y sigue bajando en el 2014–, cómo cuadra la ecuación? Evidentemente, con la lectura gratuita (y, además, con el descenso de precio de los libros). Lo dice el sentido común y lo confirman las cifras. El sector más lector (aunque no con más poder de compra) son los parados. Y una pregunta del estudio es reveladora. Inquiridos por el origen del último libro que habían leído, son menos que hace tres años los que responden haberlo comprado (aunque siguen siendo la mayoría, el 42,7%), que se lo han regalado (el 21,8%) o dejado (14,6%) o que lo han cogido de la biblioteca familiar (3,9%). En cambio son más que en el 2011 quienes lo han tomado prestado de una biblioteca (el 9,7%, por un 6,3% en el 2011), lo han descargado gratis (el 6,4%) o lo han descargado pagando (el 0,9%).

Una cifra, esta última, desoladora para el mantenimiento del mercado editorial y el sustento de los autores, que indica que el estudio probablemente sea incluso optimista cuando el 9,7% de los lectores de libros digitales encuestados dicen comprar siempre los contenidos, y el 13,3% combinar compra y descarga gratuita.

La lectura en catalán

En cuanto a la lengua, el 22,1% de los lectores tienen el catalán como su lengua de lectura más habitual (pero son más, el 77,5%, los que leen en catalán con alguna frecuencia) mientras que el 76,3% tienen el castellano como primera lengua de lectura y el 1,6%, otros idiomas.

El presidente de la Associació d'Editors en Llengua Catalana, Albert Pèlach, y el presidente del Gremi d'Editors de Catalunya, Daniel Fernández, han presentado este informe, a menos de dos semanas de la celebración de la Diada de Sant Jordi, Día del Libro por antonomasia, y cuando se detecta que todavía hay un 40% de personas en Cataluña que no leen libros, aunque el 93 % de los encuestados aseguran leer, desde diarios o revistas a webs.

Otro de los puntos destacados del estudio constata que durante el año pasado siguió aumentando el número de lectores en soporte digital y ya hay un 64,9 % de la población catalana de 14 años o más que dice leer de esta manera, lo que supone un incremento del 14 % con respecto a 2012 y 17,2 puntos más que en 2010. De este porcentaje, un 19,3 % indican que han leído un libro digital con una frecuencia al menos trimestral, frente al 9,9 % de los que dicen haberlo hecho en 2012 o al 6,5 % de 2011. Por otra parte, el porcentaje de entrevistados que tienen un lector de libros electrónicos ya alcanza el 20 %, frente al 2,3 % de 2010, el 3,1 % de 2011 y el 6,5 % de 2012.

Daniel Fernández ha reconocido que "aumenta el hábito de lectura y está disminuyendo el mercado como intercambio de negocio" y se ha preguntado "¿hasta qué punto baja por la piratería? o ¿hasta qué punto es una sustitución natural?" la disminución de compra de libros en papel.