entrevista con el Tocaor

Paco de Lucía: «Me da miedo equivocarme, decepcionar»

El tocaor más universal actúa este domingo y el próximo día 27 en el Liceu, como colofón del Festival de Guitarra de Barcelona.

Paco de Lucía.

Paco de Lucía.

Se lee en minutos

NÚRIA MARTORELL
BARCELONA

¿De nuevo en el Liceu con la misma gira de Cositas buenas. Tocó en el 2006 en la primera edición del festival De Cajón!, pero ahora incorpora el baile de Farru. ¿Qué repertorio tiene preparado?

--En el flamenco no pasa como con la canción. Tocaré bulerías, etcétera. Ritmos flamencos que cada vez toco diferente, aunque pueda parecer lo mismo porque la estética sí que es parecida.

¿¿Y para cuándo este esperado disco que romperá un largo silencio de seis años y que según ya ha trascendido será un álbum de coplas?

¿Sí, esta es la idea. Lo estaba haciendo cuando me pilló esta gira. Voy a estar tocando hasta diciembre, pero los primeros seis meses del 2011 los dedicaré al disco, sí.

¿¿Lo producirá Javier Limón? ¿Y es verdad que ya tiene grabada una pieza con Oscar D'León, ¡el rey de la salsa!?

¿No, no. Javier Limón no será el productor como no lo fue del anterior, a pesar de lo que se ha dicho. Y sí, colabora Oscar D'León, pero no me hagas adelantarte en qué copla.

¿¿Es consciente de la cantidad de músicos que esperan su trabajo para saber por qué caminos tienen que encauzar sus ideas?

¿Claro. Por eso tardo tanto en grabar. La responsabilidad es enorme. Me da miedo equivocarme, decepcionar, hacer algo que no guste o no sorprenda. Nunca hago un disco porque sí.

 ¿Acaba de grabar con el mismísimo Wynton Marsalis. ¿Cómo surgió este homenaje conjunto a Vitoria, en cuyo festival tocó en el 2006?

¿Fue idea de Iñaki Añúa, el director del festival, muy amigo de ambos. Le hacía ilusión hacer un homenaje a su ciudad y que estuviéramos los dos. Y yo disfruté de su sueño.

¿Fue el primer flamenco que logró el Príncipe de Asturias y recientemente se convirtió en el primer español honoris causa de la universidad de Berkley. ¿Qué hace para controlar el ego?

--El ego lo tengo muy equilibrado. No me afectan demasiado los piropos. Sé muy bien quién soy y mis limitaciones, más que mis virtudes. Es verdad que todos somos algo vanidosos, pero te aseguro que prefiero el «ole» de un guitarrista joven, la admiración y capacidad de emocionar a la gente que premios así. El éxito estriba en eso.

¿Para muchos es el Dios del flamenco. El cantaor Duquende asegura que llegó a verle la aureola...

¿Ja, ja. Es muy gracioso. Duquende nos pone contentos a todos. A la gente le gusta poner nombres y adjetivos, pero soy un trabajador que le gusta hacer bien las cosas, que le ha puesto cariño y pasión, que tiene condiciones, de acuerdo, y que ha abierto algunas puertas para que los que vengan detrás puedan meter cosas diferentes.

¿Hablando de nuevas generaciones,  aún no ha nacido quien le desbanque. ¿Le preocupa?

--No, porque hay gente que toca muy bien y hace que el flamenco goce de buena salud. Lo que pasa es que yo soy al que más reconocen porque tengo un historial y una biografía extensas y que todos conocen.

¿En un discurso narró que con 9 años su padre le dijo: «¿Sabes leer y escribir? ¿Sumar, restar, multiplicar y dividir? Ya no te puedo pagar la escuela, quédate en casa, tendrás todo el día para tocar y llegar a ser alguien». ¿Cuántos en parecidas circunstancias se quedaron en el camino?

¿En el flamenco hay muchísima gente con cualidades increíbles que se quedan por no tener constancia o inteligencia para hacer carrera y  porque siempre ha estado mal visto. Se la considera una música de tercera cuando es la más importante de Europa. Es la mejor música folclórica que hay, por decirlo de alguna manera puesto que en su momento  subió  peldaños y es más sofisticada.

¿Pero, ¿por qué no nacen o se acuñan palos nuevos? Lo que sí surgen son variaciones, como las malagueñas de El Mellizo o de Enrique Morente, por poner un ejemplo de cantaor vivo...

¿Por tradición. Se han establecido un montón de ritmos y estilos y no se necesitan más. Y lo que hacemos es construir y desarrollar sobre ellos.

¿Se dice que usted es el único guitarrista que ha tocado para concierto todos los palos del flamenco...

¿Pues no lo sé, la verdad.

¿¿Qué tiene la guitarra Paco de Lucía que se comercializa con su nombre que no tengan las otras?

¿Todo lo que he conseguido en la vida, los lugares en los que he estado y en el momento justo; en una época de transición de lo antiguo a lo moderno, aparte de que no debo de tocar muy mal...

¿Gracias por la reflexión, pero me refería a la guitarra, al instrumento.

¿Ah, lo hice por un amigo, para ayudarle a buscarse la vida. Yo no soy comerciante.

Noticias relacionadas

¿En realidad, nunca ha salido en ningún anuncio ni cedido su imagen.

¿Nunca me ha gustado el mercantilismo.