El Periódico de Catalunya

Lunes 19 febrero 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

GURMETIZADOS

Llueve pelo y pluma en el restaurante Can Feu

En un barrio popular de Sabadell, un restaurante con producto mayúsculo

Llueve pelo y pluma en el restaurante Can Feu

Antonio y Josep Maria Villagrasa y un plato con guiso de perdiz.Núria Puentes

Llueve pelo y pluma en el restaurante Can Feu

Núria Puentes

Llueve pelo y pluma en el restaurante Can Feu

Canelón de faisán trufa.

Hay chefs impacientes que, pese a invertir en joyones, se precipitan en su servicio. La trufa negra tiene su tiempo y es este. Laminada por el cocinero Josep Maria Villagrasa, en el restaurante Can Feu de Sabadell, sobre pan es morder angelitos negros. Solo aceite y sal. Esta sí que es una fragancia y no la que envasan los perfumistas. "Aunque tenemos trufa del Solsonès, la de la tostada, a precio superior y de mayor calidad, llega de Italia". No hay que temer a la franqueza: ha sido un año nefasto para lo trufero.

Si hoy Pep Villagrasa consultara a un marquetiniano sobre la conveniencia de abrir un establecimiento como el suyo en el barrio de Can Feu, el experto le daría un capón. El personal que allí habita es estupendo y las pequeñas casitas, una utopía residencial, pero no está en el centro, donde beneficiarse del movimiento perpetuo (aunque al lado hay una estación de los FCC).

Can Feu

Pintor Borrassà, 43. Sabadell
Teléfono: 93.726.27.91
Menús: 17, 30 y 40 €
Menú de caza y trufa: 80 €

Por eso fue heroico que el abuelo lo pusiera en marcha como bar en 1970 y después, los padres, Antonio e Isabel, lo transformaran en marisquería. ¡Langostas en Can Feu! Mantienen un menú diario de 17 euros porque siguen enganchados al barrio.

Estos días en los que la nieve saca la nariz blanca, en Can Feu llueve pelo y pluma (las jornadas especializadas terminan el 17 de febrero, pero las escopetas humearán en los platos de la carta). Canelones de faisán con trufa, guisos de perdiz (agradan las cazuelas), 'civet' de liebre y lomo de ciervo. Y un gran tinto como Morlanda 2013 para espesar la sangre