24 oct 2020

Ir a contenido

PLAN DE RECUPERACIÓN

Doce países de la UE, entre ellos España, reclaman en Bruselas un plan especial para la automoción

No firman la propuesta ni Francia ni Alemania, pese a la importancia de la industria automovilística en estos dos países

Silvia Martinez

Trabajadores en la línea de montaje de la fábrica de Seat en Martorell.

Trabajadores en la línea de montaje de la fábrica de Seat en Martorell. / NURIA PUENTES

Además del turismo, otro de los grandes sectores de los que depende la economía europea y que más afectados se han visto por la pandemia del coronavirus ha sido la industria de la automoción, obligada a paralizar casi completamente su producción durante los últimos dos meses. Para hacer frente a esta parálisis 12 Estados miembros, entre ellos España, han pedido este viernes la creación de un instrumento especial de apoyo al sector dentro del nuevo plan de recuperación que la Comisión Europea presentará finalmente el próximo 27 de mayo.

"La industria europea es uno de los sectores en los que la producción se ha detenido casi por completo durante los últimos dos meses debido al impacto de la pandemia de covid19 y toda su cadena de valor se ha visto afectada", alertan en una deckaración que además de España firman representantes de Bulgaria, República checa, Hungría, Italia, Letonia, Malta, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia

Todos ellos recuerdan que la automoción es una "actividad estratégica y central" de la economía europea, gracias al valor añadido de la actividad manufacturera, que representa el 7% del producto interior bruto, el 6% del empleo y el 12% de las exportaciones, con un superávit comercial de 84.400 millones de euros e inversiones anuales por valor de 57.400 millones en innovación y desarrollo que le convierten en el primer contribuyente privado con el 28% del gasto total de la UE en innovación. No firman la misiva ni Francia ni Alemania, pese a la importancia de la industria automovilística en estos dos países.

"Pérdidas significativas" del sector

Unas cifras que la pandemia ha puesto patas arriba no solo por la parálisis de la producción sino porque la demanda de los consumidores ha caído dramáticamente lo que ha generado "pérdidas significativas" a todos los grupos de fabricantes de coches y a las empresas indirectamente relacionadas, con despidos masivos de empleos. "Este escenario es todavía más dramático si tenemos en cuenta que esta crisis ha llegado en un momento en el que el sector estaba haciendo inversiones económicas significativas", apuntan los 12 gobiernos sobre los cambios para adaptar la industria al nuevo modelo de transición energética más sostenible que propugna la UE en el marco de la estrategia para lograr la neutralidad climática en el 2050.

Para mitigar las consecuencias y recuperar los niveles de producción previos a la crisis, los gobiernos defienden la inclusión dentro del nuevo plan de recuperación que ultima la Comisión Europea de una iniciativa dedicada exclusivamente a la automoción que convierta a esta industria en uno de los ejes económicos del relanzamiento económico. "Creemos que este plan debería basarse en una evaluación en profundidad de la situación postcovid en el sector con una asignación financiera significativa para asegurar no solo la recuperación a los niveles precrisis sino también para lograr un crecimiento sostenible del sector y su papel como motor para otros sectores de la economía", señalan en la carta.

Objetivos medioambientales y digitales

Los 12 países sostienen que el nuevo plan debe centrarse en la recuperación de la actividad de toda la cadena de valor, de forma compatible con los objetivos medioambientales y digitales, y que deberá apoyar también actividades específicas para impulsar los vehículos de bajas o emisiones cero. "Este plan específico debe tener en cuenta toda la cadena de valor y ha de ser compatible con los objetivos de transición ecológica y transformación digital de la UE", ha reivindicado la ministra de industria, Reyes Maroto, en un comunicado. 

Según las últimas estimaciones de la asociación europea de fabricantes de vehículos (ACEA), las pérdidas de producción en toda la UE debido al cierre de fábricas y la paralización de la actividad superan hasta el momento los 2,3 millones de vehículos menos -turismos, camiones, furgonetas, autobuses y autocares- aunque esta cifra podría aumentar si se prolonga la parada. En cuanto a las pérdidas de vehículos producidos por país, el más afectado ha sido Alemania (605.722 vehículos), seguido por España (451.833 vehículos), Francia (277.127), Reino Unido (238.644), Italia (159.336), la República checa 8151.598) y Eslovaquia (114.632).