Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Gestamp apuesta por la producción propia de baterías en España

La compañía estima que en un futuro se producirán en España hasta 500.000 vehículos eléctricos al año, por lo que 'tendría sentido' producir baterías en el país

Su presidente, Francisco J. Riberas, advierte que si se adopta una posición defensiva con prohibiciones la industria se desplazará hacia áreas menos exigentes

Àlex Soler

Cajas para baterías de vehículos eléctricos.

Cajas para baterías de vehículos eléctricos.

El presidente de Gestamp, empresa española dedicada a la producción de componentes para automóvilesFrancisco J. Riberas, ha pedido "sentido común" en la transición del sector del automóvil hacia la movilidad eléctrica para mantener la competitividad de las industrias europea y española.

Riberas ha afirmado, en la planta de la compañía en Bielefeld (Alemania), que “España es un país que no se puede permitir a largo plazo vivir del sector servicios y el turismo” y ha explicado que el sector del automóvil está en “una posición muy buena”. El presidente de Gestamp ha pedido buscar el modo de “potenciarlo” y de “no complicarlo con prohibiciones y una posición defensiva”.

Eléctricos ‘made in Spain’

Según el directivo, si en España se mantiene la producción de vehículos actual, es posible que los eléctricos supongan un 20% del total en el futuro, unos 500.000 vehículos anuales. Para ello, Riberas ha pedido ”apostar por medidas que permitan liderar” y ha advertido que se está tomando una “posición defensiva mientras que en otros entornos, como China, apuestan decididamente por los eléctricos”.

Francisco J. Riberas, presidente de Gestamp. / ALEX SOLER)

En cuanto a la producción de baterías, el presidente de Gestamp cree que “tendría mucho sentido” que se produjeran en el futuro en España para abastecer la demanda independientemente del país de procedencia del fabricante.

Con todo, Riberas espera que la transición hacia la movilidad eléctrica se haga con “sentido común” para garantizar los empleos, porque sino la “industria se terminará desplazando hacia áreas que no son tan exigentes”.

El plan de Gestamp

Riberas ha anunciado que este año sus ingresos descenderán ligeramente respecto al 2018 aún como consecuencia de la caída de ventas y de demanda en Europa. No obstante, el directivo cree que durante la segunda mitad del año remontarán para acercarse a la cifra del año pasado.

La electrificación se presenta como una gran oportunidad para que Gestamp siga liderando en el sector gracias a sus procesos y a nuevos productos, como la caja de las baterías.

Oficinas de Gestamp en Bielefeld (Alemania) / GESTAMP

La compañía espera posicionarse entre los fabricantes por sus soluciones a la hora de crear componentes más ligeros y seguros, algo clave en eléctricos, gracias a procesos como la estampación en caliente y al uso de materiales como el aluminio.

Gestamp ha confirmado que la flexibilidad de la producción en el futuro será clave, con múltiples variantes de una misma plataforma, y que ya trabaja con varios fabricantes, entre ellos el Grupo Volkswagen o BMW en materia de futuros vehículos eléctricos.