UN DESENLACE CONTRA PRONÓSTICO

Pedrosa y cía se vengan de Márquez en Brno

Dani, Lorenzo y Rossi dejan a Marc fuera del podio y su récord en 10 victorias

Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo, luchando codo con codo en un momento de la carrera de Brno, que cerró el récord de Márquez..

Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo, luchando codo con codo en un momento de la carrera de Brno, que cerró el récord de Márquez.. / AFP PHOTO / MICHAL CIZEK

Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Ya está. Fin del trayecto. Marc Márquez tan solo ha podido igualar un récord histórico. ¡Va, poca cosa! Hasta que apareció 'el fenómeno' de Cervera solo dos 'monstruos', dos auténticos 'monstruos,' habían logrado en cinco meses ganar de carrerilla 10 carreras seguidas. Márquez se las ganó a los mejores del mundo.

No como Giacomo Agostini, que doblada hasta el segundo, o Mick Doohan, que se imponía con una mano. Márquez ha empatado ese récord, cierto, no lo superó ayer porque esos 'magníficos' a los que ha estado superando hasta la fecha, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo Valentino Rossi, aprovecharon su día malo en 18 fines de semana, para relegarlo a la cuarta plaza.

Sigue siendo el amo

Ya está. Fin de trayecto. Total, a falta de disputarse 175 puntos (siete grandes premios), Márquez supera a Pedrosa por 77, es decir, por tres victorias. Puede seguir yéndose de vacaciones, regresar y aún es líder. Márquez ha disputado hasta la fecha 29 carreras en la categoría reina, ha ganado 16, ha terminado otras 10 en el podio (seis segundos y cuatro terceros) y solo ha fallado en tres ocasiones: ayer, cuando fue cuarto; en Mugello 2013, cuando se cayó siendo segundo y, en Phillip Island 2013, cuando su equipo forzó una descalificación por no parar a cambiar de moto en la vuelta correcta. Tres días malos en la oficina, un título mundial histórico (se proclamó el campeón del mundo más joven de la historia), un liderato incuestionable y la admiración del mundo entero. Nada de eso se rompió ayer. Nada. Hay quien cree, incluso, que Márquez creció. Demostró ser humano. Y listo. No estaba para ganar y no forzó.

"Ha sido un gran campeón", explica Santi Hernández, su jefe técnico. "Los grandes campeones cuando tienen un mal día, cuando no pueden ganar, empatan. No arriesgan para remontar el resultado y lo pierden todo. Ha sido muy inteligente". "Frío, pista 'antimárquez' en cuanto a pilotaje, Brno siempre ha sido nuestro enemigo, mala puesta a punto y, por tanto, había que sumar puntos. Vivo, pillo, perfecto", dijo su descubridor Emilio Alzamora. "He querido, pero no podía. Y suerte que me he dado cuenta enseguida. He estado a punto de caerme dos veces y me he dicho 'Marc, piensa en el Mundial', control y a la meta", señaló el campeón. Era el día de la venganza. De la simpática venganza.

"Siempre hemos sabido que le podíamos ganar", cuenta Rossi, que fue tercero. "Hay días, como hoy, que aciertas hasta en el color de la visera. Sabía que podía ganar, escaparme, batir a Marc y a los demás. He tenido muy buenas sensaciones durante todo el fin de semana", reconoció Pedrosa, que, al cruzar la meta, se tocó el hombro derecho con su índice izquierdo, en un gesto de complicidad con su panda de amigos. "Siempre me decían que acababa segundo y me pidieron que lo hiciese cuando ganase; porque sabíamos que ganaríamos". "Si tengo una vuelta más, ¡solo una vuelta más!, gano a Dani, ¡lástima!, era una gran oportunidad para volver a coronarse", dijo Lorenzo, muy orgulloso de su regreso.

Noticias relacionadas

Triplete y vencedor

Y todos, todos, incluso el perdedor Márquez con su puro estilo bonachón, sonriente, provocaron el delirio de los 138.312 espectadores que se citaron en Brno, batiendo todos los récords de este año. La carrera empezó y acabó cuando quiso Pedrosa, prodigioso ayer. Y eso que las Ducati de los Andreas, Iannone Dovizioso, que acabaron quinto y sexto, molestaron un montón al inicio; y eso que Lorenzo estuvo providencial y eficaz en las 22 vueltas; y eso que 'el Doctor' Rossi demostró ser un niño. Pero era el día de Pedrosa. Y compañía. "No me ha ganado una Honda. No me ha ganado una Yamaha. No me ha ganado Dani. ¡Caray, me han ganado los tres!», acabó sonriente Márquez, que promete réplica desde su atalaya de campeón, de líder, de 77 pisos por encima del mundo. De los otros 'magníficos'. Junto a 'Ago' y Doohan.