Mobile World Congress

El Mobile World Congress se despide de su edición más atípica

  • El congreso tecnológico reúne entre 25.000 y 30.500 visitantes, menos de un tercio de lo habitual, a causa de la pandemia

  • La feria regresará a Barcelona del 28 de febrero al 3 de marzo y augura que el 2022 supondrá una vuelta a la normalidad

Un visitante pasa ante un cartel informativo del Mobile.

Un visitante pasa ante un cartel informativo del Mobile. / EFE / Quique García

4
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

ver +

El Mobile World Congress (MWC) ha dicho adiós este jueves a la que se conocerá como su edición más atípica, marcada por las mascarillas, el gel hidroalcohólico y un importante descenso de los participantes. Durante cuatro jornadas, el congreso tecnológico internacional que acoge Barcelona y l’Hospitalet de Llobregat habría reunido entre 25.000 y 30.5000 visitantes, lo que supone menos de un tercio de la asistencia de las últimas ediciones.

GSMA, la organizadora del evento, no publicará datos oficiales sobre la asistencia hasta la próxima semana, pero sus propias previsiones ya apuntaban a un descenso causado por los latigazos que sigue dando la crisis sanitaria global. “Este año bajará, pero, como pasó con la crisis económica del 2008, después volverá a subir”, señaló este domingo su director ejecutivo, John Hoffman, en una entrevista a ‘El Periódico’.

A las 16 horas de este jueves, la feria ha dado el carpetazo a esta edición pandémica al activar la cuenta atrás para la próxima, que regresará a las fechas habituales. Del 28 de febrero al 3 de marzo, la capital catalana volverá a abrir sus puertas a la comunidad tecnológica internacional para un evento que, esperan, suponga un regreso a la normalidad.

Bajas forzadas por el covid

Y es que esta ha sido una edición de transición. En febrero del 2020 la irrupción del coronavirus obligó a cancelar el congreso a regañadientes. Las mejoras sanitarias, especialmente en el continente europeo, han permitido la organización de un Mobile que ha funcionado a medio gas. Sin embargo, la incidencia de la pandemia y las restricciones a la movilidad en otras regiones ha forzado destacadas bajas de gigantes de las telecomunicaciones como Samsung, Vodafone, Xiaomi, Nokia, Sony o Ericsson y de tótems del mundo digital como Google, Facebook u Oracle.

Eso explica que el Mobile haya ocupado estos días solo tres pabellones del recinto Fira Gran Via de Barcelona, cuando en anteriores ediciones se había llegado a hasta ocho. Pero no hay mal que por bien no venga, y en esta ocasión se ha dado una mayor presencia al ‘Four Years From Now’ (4YFN), espacio dedicado a hasta 350 start-ups y proyectos emprendedores locales y nacionales que buscan financiación para salir a la luz, que antes se ubicaba en Fira de Montjuïc. El stand de la Generalitat y su prueba piloto de 5G han captado 8.303 personas, un 70% más que el 2019.

Aún así, la organización ha logrado sacar adelante cuatro días de conferencias, debates, presentaciones y exposiciones sobre el futuro de la industria tecnológica en los que se han abordado retos como el desarrollo del 5G, los riesgos de la Inteligencia Artificial (IA), la exploración espacial, la robótica y la modificación genética o la innovación en el campo de la salud. Todo eso acentuando un formato híbrido que ha mezclado más que nunca los actos presenciales con los digitales. Esa apuesta por el modelo virtual ha permitido la participación en el congreso de grandes referentes en el sector como Elon Musk, fundador de Tesla y SpaceX; Adam Selipsky, director ejecutivo de Amazon Web Services (AWS), o del historiador y filósofo israelí Yuval Noah Harari.

“El Mobile ha sido un éxito”, ha afirmado el director general de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga. Aunque ha confesado que “las características no han sido como las de la edición anterior”, también ha celebrado que el buen funcionamiento del protocolo de salud ha hecho del MWC un “punto de inflexión en la actividad ferial mundial que nos da confianza” para el año que viene.

Transición a la normalidad

La celebración del congreso internacional de telefonía móvil se ha traducido siempre en una importante aportación económica a la ciudad condal. Así, entre 2006 y 2019 el impacto total ascendió a 5.300 millones de euros, con 128.200 puestos de trabajo temporal creados, según datos de GSMA. En esa última edición presencial se acercó a los 500 millones de euros, una cifra que ahora quedará lejos.

Noticias relacionadas

A pesar de ese paso atrás forzado por la crisis sanitaria, otros miembros del sector han aplaudido el regreso presencial del congreso. “El Mobile ha puesto de manifiesto que existen las bases para un crecimiento muy relevante del sector digital y para un refuerzo multisectorial basado en la transformación digital”, ha explicado Carles Fradera, director de Desarrollo de Negocio de Eurecat, centro tecnológico de Catalunya.

El Gremi d’Hotels de Barcelona han aplaudido el esfuerzo de la GSMA para llevar a cabo ese evento internacional. “Sin ningún tipo de dudas, se ha demostrado y confirmado a nivel internacional que Barcelona es un destino de negocios seguro y preparado”, ha apuntado su director general, Manel Casals, que ha animado a “potenciar” más congresos en la ciudad. Unas peticiones que ya fueron satisfechas este miércoles con la presentación de Puzzle X, un nuevo evento internacional —este del sector científico-tecnológico y dedicado a los materiales del futuro como el grafeno— que la capital catalana acogerá del 16 al 18 de noviembre en el marco del Smart City Expo World Congress.