Ir a contenido
Bilal Hassani, la 'drag' eurovisiva que divide a Francia

Instagram

Bilal Hassani, la 'drag' eurovisiva que divide a Francia

Eva Cantón

Bilal Hassani es un producto genuino de la 'generación millennial', un fenómeno ungido por Youtube, donde los vídeos del andrógino cantante que aspira a representar a Francia en el Festival de Eurovisión acumulan 58 millones de visitas sin haber editado todavía un solo álbum.

Adolescente, abrió una cuenta en Twitter para seguir a sus ídolos –Nicki Minaj, Beyoncé, One Direction o Nick Jonas– y sus amigos le animaron a abrir un canal en Youtube después de haberse dado a conocer en 'La Voz Kids' cuando tenía 14 años. Les hizo caso y ahora sus fans son un ejército que le sigue desde el Magreb hasta Estados Unidos pasando por Canadá o Ghana.

  

Su truco: la cercanía con sus admiradores y su espontaneidad al admitir que es cómo es y que eso es lo que hay. La misma naturalidad con la que el 23 de junio del 2017, víspera de la marcha del orgullo gay, colgó en las redes 'Hold your hand', una balada que escenificó su salida del armario a los 17 años. "No lo pensé mucho. La relación que había creado con la gente que me seguía era tan honesta... Si había hablado con mis amigos y mi familia,  podía hablarles a ellos", admite. 

Estudiante de piano, guitarra, danza clásica, teatro y canto desde los 8 años, a los 13 entró en una escuela de comedia musical de París y lleva años publicando sus propias composiciones en internet. Sus vídeos arrancan con un "bonjour Paris!" y son tan variopintos como sus pelucas de colores y su maquillaje: canciones, experiencias fallidas, confidencias o respuestas a comentarios de internautas.

Tollas en la cabeza

En una reciente entrevista en BFMTV confesó que a los 5 años ya se ponía toallas de playa en la cabeza, y que fue gratificante dar el paso de mostrarse con pelucas en internet porque antes solo las usaba en privado. "Ahora siento que soy yo al 100%". Un atuendo que en el escenario, dice, "es como su capa de súperhéroe".

Hassani, a quien la prensa compara con la vencedora de la edición del 2014 de Eurovisión, la austriaca Conchita Wurst, también quiere dirigirse a los jóvenes y a las madres con hijos "atípicos" que no se ajustan a los cánones socialmente establecidos, para recordarles a través de sus canciones que es importante ser uno mismo y no dejarse intimidar por la mirada de los otros.

  

Concurso de travestis

Pero no es todo entusiasmo en torno al aspirante eurovisivo. "¿Podemos recordar que Eurovisión es un concurso de canciones? Porque parece un concurso de disfraces y de travestis. No tengo nada en contra de este chico que tiene una pinta simpática, pero se juzgan las canciones", llegó a decir la periodista Catherine Rambert en el canal de televisión C8.

Un comentario que tuvo la réplica instantánea de la asociación Stop Homofobia, que acudirá a los tribunales para responder a la avalancha de críticas que sufre en las redes sociales el joven artista de 19 años. El propio Hassani presentó una denuncia el pasado noviembre tras recibir amenazas de muerte teñidas de homofobia y apología del terrorismo. "A veces las ignoro, a veces respondo con seriedad para calmar las cosas y a veces lo afronto con humor", recordaba en BFMTV.

"Mi diferencia es que mucha gente me critica, me dicen cosas horribles e intentan humillarme, pero mantengo la cabeza alta y paso a otra cosa, porque prefiero ser positivo". Es lo que dice en 'Roi', el clip visto más de tres millones de veces en Youtube, un tema compuesto con Madame Monsieur, el dúo que representó a Francia en Eurovisión el año pasado, y que Hassani espera interpretar en Tel Aviv el próximo mayo. Si no lo consigue, al menos verá su primer disco editado en abril.