Ir a contenido

ENTREVISTA

Mercè Conesa: "El puerto supone solo el 10% de la polución de BCN"

La presidenta de Port de Barcelona se ha conjurado para reducir las emisiones contaminantes del puerto y prevé la electrificación de los muelles

Ante la caída de la exportación de coches propone mejores conexiones por ferrocarril y por carretera

Agustí Sala / Eduardo López Alonso

Mercè Conesa. 

Mercè Conesa.  / JOAN CORTADELLAS

Agustí Sala (A.S.) El puerto es una gran ciudad en de la ciudad. ¿Tiene límites el crecimiento?
El tráfico marítimo continuará creciendo. El libre mercado en un mundo globalizado se basa en cómo se conectan los centros de producción con las zonas de destino. Los centros de producción están situados en Asia, el tráfico interno en Asia seguirá creciendo y el puerto de Barcelona aporta un mercado de 400 millones de consumidores, que es la UE.

Eduardo López Alonso (E.L.) ¿Qué supone Asia para el puerto de Barcelona?
El 70% de las importaciones provienen de Asia. Y el 40% de las exportaciones se dirigen a esa zona del mundo. 

A.S.  ¿Va a más?
Es cierto que el puerto de Barcelona dio un salto de escala en el 2017 y el 2018 en relación con tráfico de mercancías. Porque teníamos las infraestructuras preparadas; porque se superaba una crisis; porque se habían internacionalizado las empresas relacionadas con el puerto. Las empresas catalanas hicieron los deberes en cuanto a la internacionalización. El puerto sabe dar respuesta a estas empresas y trabaja con las navieras, somos un puerto exportador. 

E.L. El de Barcelona fue uno de los puertos que creció más de Europa el pasado año...
En el 2017 (+32%) y el 2018 (+15%) fue el puerto que más creció. Lo que vamos a hacer es consolidar ese alza. El salto de escala ya se ha hecho y pensamos que este año creceremos el 6%, el 7% o el 8%. Se hizo la ampliación del puerto sur, el muelle Prat y es el momento de abordar nuevas fases de crecimiento basadas en las conexiones ferroviarias y situar las terminales de contenedores en la zona sur. La zona más próxima a la ciudad debería quedar liberada para otros usos. 

E.L. ¿De qué manera se solucionará la mejora de la intermodalidad o conexión ferroviaria y por carretera con el puerto?
Incrementando la cuota ferroviaria. Actualmente es del 34% en transporte de vehículos. Y en contenedores es del 13,4%. La cuota ferroviaria se puede incrementar, todas las terminales marítimas están conectadas por ferrocarril. Sabemos que si disponemos de enlaces ferroviarios esta cuota ferroviaria puede aumentar. La cuestión es dónde situar nodos logísticos en la segunda corona de Barcelona.  Puede estar en La Llagosta, por ejemplo. Hemos de pensar en redes, en puntos que permitan distribuir la mercancía de manera más lógica. No es necesario que los camiones lleguen al puerto, pueden descargar en nodos logísticos y que esa mercancía llegue por tren al puerto. 

A.S. ¿En qué fase está este plan?
Está en una discusión política desde hace un año, cuando empezaron las conversaciones. Participa el Govern de Catalunya, el Gobierno del Estado y el puerto de Barcelona. La voluntad sería que Govern, Adif y Port de Barcelona creasen un instrumento de gestión conjunta de estas terminales de mercancías. 

A.S. No cuadra con las actuales relaciones Estado-Catalunya...
Sí. Se están realizando negociaciones. Al frente de las instituciones hay personas con responsabilidad que entienden que el país ha de funcionar y hemos encontrado una buena predisposición por parte del Govern para planificar las necesidades del país. También por parte de Puertos del Estado y de Adif para poner activos conjuntamente y disponer de un instrumento para ser más operativos. Se está elaborando un protocolo y me gustaría poder firmarlo este mismo año.  

A.S. ¿Se puede firmar sin Gobierno?
Me dicen que sí es posible. Entiendo que es un protocolo que se podría firmar.

E.L. Este protocolo se enmarca en la conexión con el corredor mediterráneo...
Sí. El diseño está hecho. Solo queda pendiente un tema de carreteras. Es el proyecto inicial del 2007. 

E.L. ¿Cual será el coste presupuestado de la obra?
El coste de la obra no está cuantificado definitivamente. El documento inicial prevé que se divida en tres proyectos diferentes. Puede llegar a los 400 millones de euros. Uno de los proyectos es el acceso ferroviario al puerto de Barcelona. Otro es el de la plataforma logística, accesos ferroviarios fuera del puerto de Barcelona, que depende de Adif. Y los accesos por carretera, que dependen de Fomento. Tres administraciones para tres proyectos distintos. 

A.S. ¿Cuáles serán las cifras del puerto para este año?
Los indicadores muestran que hay un freno en las exportaciones, con importaciones muy elevadas. Hasta el año pasado teníamos un 60% de exportaciones y un 40% de importaciones y ahora se han equilibrado ambos porcentajes.

E.L. ¿Aumenta el tráfico de mercancías global y el automóvil se resiente? 
Sí. El volumen global de tráfico de mercancías aumenta, pero algunos caen. Uno de los tráficos que caen, de manera preocupante, es el de automóviles. Es superior al 10% y nos preocupa porque tenemos centros de producción muy próximos y una logística muy focalizada. La facturación la mantendremos, aguantaremos bien los números. La facturación del puerto se basa en tasas portuarias. La de ocupación da mucha fuerza, con unos ingresos de unos 54 millones de euros. La de actividad sería la más afectada. Estaremos este año con una facturación de entre 173 y 175 millones de euros y hemos hecho la proyección hasta el 2023. Estudiamos distintos escenarios, con decrementos en algunos tráficos hasta el 2020 pero para el 2023 se prevé una cierta recuperación.

E.L. Hay previsto un plan de contingencia por esa caída de más del 10% en exportaciones de automóviles?
Sí. Efectivamente estamos trabajando en un plan de contingencia sobre esta situación en este sector y en Seat y Nissan en particular. Hay que ver si el puerto es capaz de ganar mercados con plantas de producción en Alemania, Francia y el resto de Europa. Nosotros somos capaces de exportar desde el puerto de Barcelona vía ferroviaria los vehículos producidos en el resto de Europa. Hemos de ver cómo se comportarán los mercados asiáticos y africanos. Las previsiones nos indican un crecimiento demográfico importante, crecimiento del consumo y oportunidades de negocio para el puerto. Pero no podemos crecer solos, tenemos que hacerlo con la industria.  

E.L. ¿Qué está haciendo para reducir el impacto medioambiental del puerto?
En el momento en el que accedí a la presidencia debía asumir la transición ecológica del puerto. Hemos hecho un estudio de impacto medioambiental, sobre la calidad del aire y la autosuficiencia energética. El estudio lo ha hecho Barcelona Regional y determina que del 100% de la polución de Barcelona, el puerto contribuye con un 10%, pero no más.  De este porcentaje del 10%, los cruceros serían solo el 1,2%.

E.L. La opinión pública tiende a pensar que es más...
La gente lo piensa pero no es cierto. El problema de la ciudad de Barcelona son los coches.  De los 10 buques que más contaminan, ninguno de ellos es un crucero. Los que más contaminan son los grandes buques de carga. También hemos puesto la mirada en los ferris. Algunos de ellos ya llegan con emisiones cero al puerto de Barcelona, como los Grimaldi. Port de Barcelona hace una bonificación a estos buques de bajas emisiones. El objetivo es que podamos electrificar los puertos. En los próximos cuatro años queremos tener todos los atraques cercanos a la ciudad electrificados, de manera que los buques puedan conectarse y no tener emisiones. 

A.S. ¿De qué manera piensan generar esa energía limpia?
Hemos echo la solicitud a Red Eléctrica Española y al Ministerio de Transición Energética para conectar el puerto a la red de alta tensión. También instalaremos placas fotovoltaicas en los tejados de las instalaciones portuarias. En el 2023 reduciremos  las emisiones un 35% de NOx y el 41% en el 2026. 

A.S. ¿Mejorará la imagen de las zonas accesibles del puerto?
Tenemos el problema del top manta y nos hemos sentido solos y con pocos recursos para afrontarlo. He requerido a la alcaldesa una solución a esta situación.

E.L. ¿Restringir más el acceso público a los muelles?
No. A la zona pública no. Es una zona que ya es de la ciudad. Hemos de hacer un convenio y cumplirlo. Quizá una dotación estable de la Guardia Urbana.  

El perfil

En un sector con predominio de técnicos y hombres, la llegada hace poco más de un año de Mercè Conesa a la presidencia de Port de Barcelona supuso un cambio relevante. Es la potenciación de la política y de nuevas recetas en el gigante logístico catalán. Llegó procedente de la alcaldía de Sant Cugat cuando era bastión convergente para embarcarse en una gran compañía dependiente directamente de los resortes del Estado. Reclama más autonomía portuaria para competir con tarifas más bajas contra los gigantes del norte de Europa y el resto de puertos españoles y, paralelamente, tiene en su cartera el objetivo de mejorar las infraestructuras para afianzar crecimientos futuros cada vez más complicados de conseguir. Cuentan de ella algunos de los trabajadores del puerto que sorprende la repleta agenda de actos públicos que es capaz de cubrir con su presencia. Su sonrisa política se ha convertido en uno de sus principales aliados en una gestión directiva que requiere la complicidad de sus colaboradores para alcanzar el éxito en múltiples negociaciones.