29 mar 2020

Ir a contenido

LA TEMIDA CALVICIE

El príncipe Enrique quiere lucir melena

Numerosos deportistas, políticos, presentadores y actores optan también por someterse a un implante capilar para combatir la alopecia

Mireya Roca

El príncipe Enrique y su mujer Meghan Markle.

El príncipe Enrique y su mujer Meghan Markle. / INSTAGRAM

Cada vez hay más hombres que se resisten a que la caída del cabello les marque su día a día. Tras probar todo tipo de pócimas, finalmente encuentran la solución en distintas técnicas como los implantes capilares.

Teniendo en cuenta que la herencia genética, la contaminación, el tabaco y el estrés debilitan el cabello y aceleran su caída, un gran porcentaje de hombres pasa por la consulta del médico estético para volver a lucir el pelazo de su juventud.

El último en acudir al especialista ha sido el príncipe Enrique. Algunos medios británicos aseguran que el nieto de la reina Isabel ha visitado una clínica especializada para solucionar su incipiente alopecia.

Se trata de la reconocida Philip Kingsley Trichological Clinic de Londres, que tiene como clientes a estrellas internacionales. Según ''The Sun', Enrique se reunió con los especialistas para tratar su problema. Así que decidieron que lo mejor para él era una redensificación del cabello. Aunque el coste asciende a 5.000 euros, parece que él está satisfecho con los resultados, según ha asegurado una fuente cercana.

Aunque su pérdida de pelo ha sido más lenta que la de su hermano Guillermo, parece que en los últimos meses se ha incrementado su caída capilar a causa del estrés que ha sufrido con los preparativos de la boda con Meghan, el nacimiento del pequeño Archie, el acoso mediático, la decisión de alejarse de la Familia Real británica...

Incipiente calvicie

Numerosos deportistas, políticos, presentadores y actores optan por someterse a un implante capilar por pura coquetería. Entre ellos destaca Rafael Nadal, que en noviembre del 2016 quiso poner remedio a su incipiente calvicie. Para someterse a la intervención quirúrgica, tuvo que raparse. Eso sí, pasados los seis meses, el cabello del tenista ya se veía con otro aspecto, más fuerte y frondoso. El cambio era evidente y, a día de hoy, Nadal ya luce de nuevo su mítica melena.

Algunos medios afirmaron que el deportista más querido de España, según ‘Forbes’, acudió a una reconocida clínica madrileña donde le trasplantaron unos 4.500 folículos. Antes que el manacorense, lo hicieron otras figuras del deporte como Iker Casillas, Wayne Rooney y el 'mister' del Atlético de Madrid, Diego Simeone.

El caso del exportero del Oporto dio mucho que hablar en diciembre del 2012. La pareja de Sara Carbonero, que nunca se ha pronunciado sobre su repentina mejora estética, también eligió un centro médico de Madrid para realizarse un tratamiento de microinjertos. Según publicó la prensa deportiva, esta microcirugía fue la causa por la que Casillas acudió con la cara hinchada a un partido benéfico. 

Al contrario de Casillas, el exjugador del Manchester United y actual delantero del Derby Country,Wayne Rooney anunció sin tapujos que quería acabar con su calvicie. “Hola a todos. Esta es mi cabeza. Necesitará unos meses para crecer. Me estaba quedando calvo a los 25, ¿por qué no hacerlo?”, contó en su cuenta de Twitter. Meses después, el deportista fue elegido como el famoso con el mejor injerto de pelo.

Prevenir la caída de forma radical

Simeone también se puso manos a la obra para combatir su carencia de pelo, una alopecia tan mínima que algunos medios aseguraron que se había hecho esta microcirugía para mejorar su aspecto y prevenir la caída capilar cara al futuro.

El mundo de la política tampoco se libra de la temida alopecia. Uno de los casos más llamativos fue el de Silvio Berlusconi, que siempre se ha esmerado en mostrar menos años de los que tiene tanto en su cara como en su pelo, con pésimos  resultados. Según la revista italiana 'Oggi’, su extraño aspecto capilar se debe a un juego de implantes capilares y lacas de color. El magnate habría recurrido a una técnica llamada 'convertido up', que consiste en aplicar en la cabeza una sustancia con microfibras y queratina, y después  se pasa una especie de cepillo que aporta un extraño volumen capilar.

Albert Rivera, expresidente de Ciudadanos, al que siempre le ha preocupado su imagen, también decidió pasar por las manos de un especialista para dar más consistencia y volumen a su peinado. Después de verle con muy poco pelo e importantes entradas, el exlíder de la formación naranja sorprendió a propios y extraños con una reluciente mata de pelo. Rivera nunca ha hablado sobre el tratamiento que se realizó y su entorno también negó rotundamente que su cabeza de lista se hubiera realizado algún implante capilar. Pero la transformación que experimentó saltó a la vista.

Mucho antes de Rivera, el ahora expresidente del Congreso José Bono se sometió a este tipo de microcirugía. Según aseguró en su día su ahora exmujer, Ana Rodríguez, fue ella la que le animó a que se hiciera la intervención estética en el 2008. Por aquel entonces se publicó, que a Bono le había costado entre 6.000 y 8.000 euros Tras aparecer con su nuevo 'look', los trasplantes masculinos se triplicaron en España.

Estrellas internacionales

El autotrasplante de cabello es  muy habitual también en el mundo  de la radio y la televisión. Hilario Pino, Pedro Piqueras y Carlos Herrera también han resuelto su problema con este tratamiento estético. Muy sonada fue la transformación que experimentó Pino, pues cada vez se le veía con menos pelo hasta que un día apareció en pantalla con un exagerado tupé. Piqueras también se animó a hacerse un implante para frenar de raíz su galopante calvicie. El presentador de Tele 5 se sometió a un microinjerto capilar de forma gradual y por zonas, pero no le dio muy buen resultado. Por su parte, Herrera, que siempre se ha mostrado reticente a hablar de su pelo, viajó a Estados Unidos para realizarse un tratamiento estético y así evitar la temida calvicie.

A nivel internacional, la lista de estrellas que se han sometido a algún tratamiento para lucir una atractiva cabellera es interminable: John Travolta, Jude Law, Matthew McConaughey, Kevin Costner, Nicolas Cage, Mel Gibson, Elton John, Brendan Fraser y Steven Seagal... Y es que  donde hay pelo, hay alegría.