04 jun 2020

Ir a contenido

No solo fútbol

Esto no va de Pep Guardiola

¿Acaso tiene sentido discutir que el sol sale por la mañana? Pues igual con los méritos acreditados por Guardiola, el mejor entrenador del mundo. Tema cerrado

Josep Martí Blanch

Guardiola, durante el partido que el City perdió ante el Wolverhampton Wanderers, del pasado día 27. 

Guardiola, durante el partido que el City perdió ante el Wolverhampton Wanderers, del pasado día 27.  / JAMES BAYLIS / GETTY IMAGES

Escribir de fútbol cuando no hay fútbol es un excentricidad. Equivalente a presentarse en bañador a una cena de fin de año, vestir elegante en el Parlament de Catalunya o afirmar con naturalidad, sin correr a matizarse, desmentirse y pedir perdón, que los géneros sí existen y no son solo construcciones sociales.

Para los periodistas ingleses la vida es más fácil. Los aficionados de ese país sí se entretienen con la pelota en el periodo que va de Navidad a fin de año y ven jugar a sus equipos hasta tres jornadas de la Premier aprovechando que la cristiandad no ortodoxa anda de vacaciones. Pero la excepción inglesa, lejos de desmontar la tesis del excentricismo, la confirma. A la fuerza ha de tratarse de un país de excéntricos un lugar donde el papel higiénico usado por la Reina se comercializa con el aval del sello real como garantía de calidad y eficacia. Abierto el melón, y por si fuera el caso que a partir de ahora usted quisiera poner el punto final a sus más tiránicas necesidades con la categoría y el saber estar de los grandes monarcas, informarle que la apuesta segura es Andrex, que desde 1978 cuenta con la distinción que lo acredita como proveedor habitual de tan preciado y necesario producto para los habitantes de la Casa Real británica. Lamento no poder hacer recomendación alguna si su trasero, en cambio, es de exigencias y gustos más bien republicanos o anarquistas.

Pero escribir de fútbol inglés tampoco tiene mucho sentido; al menos esta temporada, con el Liverpool habiendo ganado la Liga antes de que llegue enero. Es más bien un fastidio. Porque una vez dicho que el equipo de Jürgen Klopp es invencible, solo quedaría añadir que el City de Guardiola ha dejado de serlo. Y como en Barcelona, y en toda España, se vive una posguerra que no acaba de cicatrizar entre los que pensamos que Pep es el mejor entrenador del mundo y los que sueñan (pocos pero ruidosos, como corresponde a los tristes y malhumorados) con que un día se descubra que en realidad solo es un bluf, mejor quedarse al margen y probar con otras cantinelas. Hay que escapar siempre de monsergas tan cansinas. ¿Acaso tiene sentido discutir que el sol sale por la mañana? Pues igual con los méritos acreditados por Guardiola. Tema cerrado. Y si discrepa, acuda al Síndic de Greuges, que mantiene intacta la vocación de meterse en todos los fregados, sean o no de su incumbencia. De hecho, hay rumores fiables de que está preparando un informe clarificador sobre la cuestión.

El posado de Neymar-Messi-Suárez

En lo que sí vale la pena entretenerse de la actualidad futbolística es en la renovación de votos matrimoniales de Luis Suárez y Sofía Balvi con motivo de su 10º aniversario de pareja felizmente casada. Aclaramos que nos la trae al pairo el posado fotográfico de Neymar-Messi-Suárez para nostálgicos del tridente del pasado. Lo que nos interesa de verdad es la importancia que las superestrellas han querido dar a la primera meta volante de vida en común alcanzada por los enamorados contrayentes. Como en víspera de año nuevo todo han de ser buenos designios nos sumamos a las felicitaciones y, al mismo tiempo, les damos ánimos para que puedan vencer esas estadísticas que certifican que casi 6 de cada 10 matrimonios acaban en divorcio tras una convivencia que tiene una duración media de 17 años. ¡Que viva el amor!

Quién sabe si la prescripción nupcial por parte de futbolistas no acaba invirtiendo la tendencia y regresamos todos corriendo a los enlaces de por vida. Recuerden, por ejemplo, que han sido los jugadores los que han logrado, a base de convertir su cuerpo en un lienzo para colorear, que hoy no seas nadie sin por lo menos un tatuaje que te distinga y acredite que efectivamente vives merecidamente en el siglo XXI. Así que no sería extraño que dentro de un tiempo los votos renovados del nueve azulgrana y su esposa fueran vistos como la admonición que hizo posible una nueva edad de oro del matrimonio. Feliz 2020.

Ni fama, ni dinero, ni bodas glamurosas

Se ha editado recientemente el libro 'Una història popular del futbol' (Editorial Tigre de Paper), del periodista francés Mickël Correia, un ensayo que permite recorrer el mundo con la pelota en los pies recuperando el origen popular del deporte rey y su valor como herramienta de contestación y cambio social. Si en su lista buenos propósitos para 2020, además de acudir al gimnasio y ponerse a dieta, están las buenas lecturas, este libro puede ser un buen principio. A condición, claro, que el futbol le interese más allá del glamur planetario de las grandes competiciones y las superestrellas.