04 jun 2020

Ir a contenido

PREMIER LEAGUE

El Liverpool consolida su liderato con ayuda del VAR

El equipo de Klopp gana por la mínima al Wolverhampton (1-0) y el Manchester City sufre para imponerse al Sheffield United (2-0)

Mane celebra el gol del Liverpool ante el Wolverhampton.

Mane celebra el gol del Liverpool ante el Wolverhampton.

El Liverpool superó al Wolverhampton (1-0) con un tanto del senegalés Sadio Mané y con la ayuda del VAR, que anuló un tanto por un fuera de juego milimétrico al equipo de Nuno Espírito Santo y validó el de los "reds" tras descartar una posible mano de Adam Lallana.

La tecnología se decantó por el Liverpool, líder con 13 puntos por encima del Leicester y de 14 sobre el Manchester City. Encima cuenta con un partido menos. Después del festival que ofreció ante el Leicester (0-4) en el Boxing Day, los hombres de Jürgen Klopp tenían que verse las caras con un grupo que sólo había perdido un encuentro lejos de su estadio desde el mes de septiembre. Sin duda, se avecinaba un duelo muy áspero. Y lo fue.

La muralla de los Wolves desesperó a los locales, que consiguieron derribarla a los 42 minutos, los que necesitó el senegalés Mané tras una estupenda asistencia de Lallana con el hombro, aunque el VAR revisó la acción. Mohamed Salah y Georginio Wijnaldum tuvieron previamente buenas ocasiones.

El VAR no dio en cambio validez al tanto de Pedro Neto para los Wolves en el tiempo añadido del primer acto. Apreció la tecnología un fuera de juego milimétrico del lateral español Jonny Castro y que incluso con repiticiones lentas cuesta de apreciar.

Klopp se quejó del tiempo que se necesita hasta que el VAR dicta sentencia. "Estamos en diciembre, casi enero, y no es bueno que los jugadores estén quieto durante tanto rato. Preferiría que los árbitros fueran directamente a mirar la pantalla". El técnico alemán admitió que en el lado de los Wolves deben estar enfadados. "No pueden estar contentos", añadió.

Y no lo estaban. El capitán de los Wolves Conor Coady sacaba humo. "Para mi el VAR no funciona bien. Hay quien dice que toma las decisiones correctas, pero a nosotros los jugadores no nos lo parece en el campo". No solo por el gol anulado a su equipo, sino porque en el del Liverpool Van Dijk parece tocar el balón con la mano en el origen de la jugada.

Triunfo sufrido del City

En el Etihad de Manchester el VAR también tuvo un protagonismo destacado en el sufrido triunfo del City sobre el Sheffield United gracias a un gol del argentino Kun Agüero, al que se sumó otro de Kevin De Bruyne (2-0). Pep Guardiola se ahorró otro disgusto.

Lejos de mostrar la superioridad de antaño, el Manchester City, apeado prácticamente de la pelea por el título de la Premier, se topó con otro encuentro complicado, espeso, sin excesivas ocasiones desatascado por el talento en la definición en acciones puntuales del argentino y el belga.

Guardiola alineó de titular al catalán Eric Garcia, formado en la Masia, en el eje de la defensa junto a Fernandinho. Cumplió con creces. Pero el VAR fue relevante y perjudicó sobre todo al Sheffield, que vio anulado un gol, que habría significado el 0-1, por un fuera de juego también milimétrico.

El caldo de cultivo creado contra el VAR en Inglaterra llegó al extremo de que las aficiones de Manchester y de Sheffield corearon al mismo tiempo cánticos contra el sistema de ayuda al arbitraje.