Guerra en Ucrania

Los ministros de Exteriores ruso y ucraniano se reunirán este jueves en Turquía

  • Serguéi Lavrov y Dmitro Kuleba se encontrarán cara a cara por primera vez desde el inicio de la invasión rusa con la mediación de su homólogo turco, Mevlüt Çavusoglu

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov. / REUTERS / SERGEI ILNITSKY

1
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

Por primera vez desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania hace casi dos semanas, dos representantes de alto nivel de ambos países se reunirán cara a cara, ha anunciado el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu. La reunión será entre sus homólogos ruso y ucraniano, Serguéi Lavrov y Dmitro Kuleba, y tendrá lugar este jueves en la ciudad turca sureña de Antalya, donde se celebrará esta semana un foro diplomático internacional y donde viven, además, muchos expatriados rusos y ucranianos

"Bajo la iniciativa de nuestro presidente, Recep Tayyip Erdogan, y de nuestros intensos esfuerzos diplomáticos, Kuleba y Lavrov han decidido reunirse en los márgenes del Foro Diplomático de Antalya. Esperamos que este paso lleve a la paz y la estabilidad", ha dicho este lunes en sus redes sociales Çavusoglu.

Este anuncio llega unas pocas horas después de que Erdogan hablase durante más de una hora por teléfono con su homólogo ruso, Vladímir Putin, en un intento turco de convencer al líder del Kremlin de implementar un alto el fuego real y que este pueda conducir a un cese de todas las hostilidades en Ucrania. 

Esfuerzos diplomáticos

Turquía no es el único país del mundo que está apretando para mediar entre Moscú y Kiev. China, Francia e Israel -el primer ministro israelí, Naftali Bennett, visitó este sábado secretamente la capital rusa- también intentan hacer de puente entre Putin y Volodímir Zelenski

Noticias relacionadas

Sin embargo, de entre los estados mencionados, el anatolio es el que ve el conflicto más cerca, y no solo geográficamente: Ankara cosecha desde hace años relaciones económicas, diplomáticas y militares muy estrechas con las dos capitales, y ahora trata de hacer equilibrios para no tomar partido en la guerra. 

Turquía vende drones a Ucrania y condena abiertamente la invasión rusa, pero se niega a imponer sanciones contra Moscú y a cerrar su espacio aéreo a aviones rusos. "Alguien tiene que poder hablar con Rusia. ¿Quién dialogará con ellos cuando todos los puentes sean quemados? Nosotros no derribamos el nuestro, y no nos planteamos ningún paquete de sanciones", dijo la semana pasada el portavoz del gobierno turco, Ibrahim Kalin.